La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Trastornos de los Sonidos del Habla.

Publicado 05/09/2021

Logopedia infantil en Almería

En el Centro ALCANZA somos especialistas en logopedia en Almería, nuestra compañera Lola Pedrosa, especialista en logopedia infantil y atención temprana en Almería, nos presenta este interesante artículo sobre los trastornos de los sonidos del habla. No hay duda que el lenguaje es uno de los medios de comunicación más importantes que poseen las personas, pues, gracias a él, se pueden expresar emociones, sentimientos, pensamientos, y se interpreta el mundo en que vivimos.

El correcto desarrollo del lenguaje en un niño le proporcionará una madurez en su aprendizaje que irá desde lo afectivo e individual hasta lo cognitivo y social, así como afirma Rigo (2005), cuanto más sea el nivel de desarrollo del lenguaje de una persona mayor y mejor será su capacidad de aprendizaje, por eso es tan importante la logopedia en el desarrollo del niño.

Por lo contrario, sí un niño/a presenta un retraso o trastorno en la adquisición del lenguaje puede verse obstruido el acercamiento a otros conocimientos que precisen un cierto nivel lingüístico o un uso específico de este. Está dificultad va a generar en el alumnado consecuencias negativas a nivel académico y desordenes emocionales que alteran su autoestima, por lo que es necesario tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier tipo de situación que afecte directa o indirectamente al proceso natural de desarrollo del lenguaje.

El habla es el resultado de la compleja relación de procesos neurolingüísticos, neurofisiológicos, neurosensoriales, neuromusculares y aspectos cognitivos que permite a una persona, utilizar en forma particular los códigos y reglas propias de su lengua, de acuerdo a sus experiencias socioculturales, estados afectivos, cognitivos, conativos y volitivos; procesos que se evidencian durante su emisión, a través de las características de la voz, fluidez, prosodia y articulación.

Las investigaciones que se están llevando a cabo actualmente están aportando datos en los que se aprecia que el factor más importante en la adquisición y el desarrollo del habla es el estímulo auditivo. La interacción adulto-niño es la mejor estrategia para percibir el habla del adulto para posteriormente reproducirlo. Pero para que ocurra, el niño/niña debe tener una adecuada capacidad auditiva, de memoria y cognitiva-lingüística, así como una madurez neuromuscular, neurosensorial y armonía morfológica orofacial.

Según los autores Susanibar, Dioses & Huamani (2013) la adquisición de los fonemas según la edad cronológica del niño sería la siguiente:

 

 

Cuando nos encontramos ante un trastorno de los sonidos del habla, hablamos de una alteración en la producción articulatoria de los sonidos y/o en el uso funcional de los fonemas que afectan a la inteligibilidad del habla en diferentes grados y puede ser diagnosticado en los distintos momentos del desarrollo. En estos casos, es muy importante identificar y conocer las alteraciones que se presentan para plantear los objetivos, técnicas e instrumentos que se utilizaran en la intervención.

 

Los niños pueden pasar por un proceso evolutivo en el que no son capaces de realizar con precisión ciertos movimientos articulatorios, aunque esto tiende a desaparecer con el tiempo, hay casos en los que se desarrolla una alteración fonética y necesitara intervención para pronunciar dichos sonidos correctamente.

 

Los síntomas más comunes de las alteraciones fonéticas son:

-          El niño pronunciará mal tanto en lenguaje repetido como en lenguaje espontáneo.

-          Puede, pero no necesariamente, tener problemas de percepción auditiva de los sonidos alterados.

-          Los errores son estables y aparecen siempre al pronunciar el fonema sea en la palabra que sea.

-          El niño puede omitir, sustituir o distorsionar el fonema con el que tiene dificultad.

-          Si el niño se encuentra iniciando la lectoescritura, cuando le pedimos que nos señale la letra que corresponde al fonema alterado, generalmente, lo hará correctamente, al igual que también es habitual que haga correctamente tareas en las que tiene que reconocer si una palabra contiene o no ese sonido o su posición en la misma.

Cuando esto pasa, se deberá acudir al logopeda, especialista en estos Trastornos de los Sonidos del Habla para aprender el modo y el punto de articulación, la percepción y discriminación auditiva y trabajar las funciones que pueden estar alteradas y que repercuten en la pronunciación como son la postura, deglución, tono, cierre labial, coordinación fono-respiratoria, masticación, etc.

En cuanto a las alteraciones fonológicas, no se produce necesariamente en el nivel articulatorio, sino a nivel perceptivo y organizativo. Los niños pueden producir bien los sonidos de forma aislada, pero la pronunciación de la palabra suelta normalmente se ve alterada.

Los síntomas más comunes en las alteraciones fonológicas son:

-          Los errores no son estables ni permanentes. Unas veces el niño pronuncia bien, otras veces lo pronuncia mal, unas veces comete errores en unos fonemas, otras veces en otros fonemas.

-          El niño/a no es consciente de que está pronunciando mal, por lo que los errores que ocurren con ciertos sonidos son inconscientes, en una palabra dice el sonido bien pero en otras no.

-          Aparecen no sólo sustituciones u omisiones de fonemas, sino que además, pueden aparecer otros procesos fonológicos de simplificación del habla.

-          Las dificultades aumentan con la longitud de la palabra.

-          Hay dificultad para discriminar sonidos y en tareas de conciencia fonológica y para memorizar la estructura fonológica de la palabra.

Cuando esto pasa, se deberá acudir a un logopeda experto en estos Trastornos de los Sonidos del habla para trabajar e intervenir en la discriminación auditiva que nos permite reconocer los sonidos y los ruidos, las letras, las sílabas, las palabras y frases que posteriormente nos ayudaran a la articulación del lenguaje, la percepción auditiva que nos permite reconocer y discriminar estímulos auditivos, con conciencia de ellos y con capacidad de interpretarlos y la conciencia fonológica.

A veces se da el caso de que en el trastorno se combinen ambos aspectos (fonético-fonológico).

La intervención será realizada por un logopeda especialista en estos Trastornos de los Sonidos, que evaluará y decidirá la intervención necesaria para el niño, además, trabajará con la familia, que es una parte muy importante en la recuperación de dicho trastorno, porque es donde el niño pasa la mayor parte del tiempo, por ello se les ofrecerá consejos para favorecer el desarrollo lingüístico y hacerlos participes en el tratamiento, coordinando nuestro trabajo con el trabajo de casa y del colegio. En el Centro Alcanza somos especialistas en desarrollo infantil, contamos con un experimentado equipo de profesionales (las mejores logopedas de Almería, neuropsicólogas, expertas en atención temprana, nutricionista y las mejores psicólogas infantiles en Almería).

 

Lea toda la publicación »

Problemas de Rutinas en Niños.

Publicado 04/07/2021

Psicología Infantil Almería

Desde el Centro ALCANZA, nuestra compañera Isabel Sola, psicóloga infantil en Almería y experta en Terapia Familiar, nos habla hoy sobre las rutinas o las no rutinas, un aspecto muy importante dentro de la psicología.

Es curioso, vivimos en una sociedad llena de rutinas, horarios, normas, y demás. ¿Dónde nos encontramos todo esto?. En el trabajo, en las relaciones sociales, cuando vamos a casa de amigos, cuando vamos a un supermercado, entre otros y quizás me atrevería a decir que en la actualidad nos encontramos siguiendo más normas que en épocas anteriores: llevar mascarilla, poner gel hidroalcohólico al entrar y salir de un comercio, esperar el turno si hay 3 personas en una tienda, etc.

¿Esto es siempre así o hay cosas que en nuestro día a día que ha cambiado?.  Si el cambio es a positivo, muy bien, pero si de lo contrario es a negativo, se debería tomar conciencia de ello y actuar en consecuencia para mejorar esa situación, este es un principio básico dentro de la psicología.

Me encuentro en el día a día de la consulta de psicología con familias que me cuentan situaciones, vivencias, experiencias muy diversas, pero la gran mayoría está coincidiendo en lo mismo: “durante el confinamiento hemos sido más flexibles con las horas de móvil, ordenador, Tablet, videoconsola, porque no teníamos muchas más opciones para que se entretuvieran, además, era la única manera de poder comunicarse con sus amigos y familiares, de poder estudiar y sacarse el curso”.

¿Y ahora?.

Ahora ya no hay confinamiento, ya no tenemos tantas restricciones, no tenemos toque de queda, pero si tenemos una cosa; niños, niñas y adolescentes conectados y vinculados la mayor parte del día a un aparato tecnológico. ¿Estudiando?. Si, una parte del tiempo lo emplean para conectarse a clases virtuales, otra parte para hacer trabajos, y otra parte para el ocio: redes sociales, videollamadas con amistades, etc.

Como en todo, nos vamos a encontrar diferentes situaciones, chicos responsables, que saben administrarse los tiempos y saben cuándo dejar a un lado ese entretenimiento y menores que no controlan y no saben cuando tienen que parar.

El motivo que me ha llevado a redactar estas líneas es por una gran demanda psicológica de las familias en Almería por todos aquellos niños y adolescentes que no están siendo tan responsables, que se están dejando llevar, y dejando llevar sus horas sumergidos en las tecnologías y redes sociales, por este abuso de pantallas. Cada vez veo en consulta de psicología más casos con problemas de conducta, problemas familiares, alteraciones de sueño, y otros, y la mayoría tienen en común la gran cantidad de horas que pasan delante de una pantalla. Me encuentro con padres que no sabes manejar la situación, arrepentidos de haber cedido en el confinamiento con los tiempos. Desde aquí quiero aprovechar para transmitir a los padres, que el confinamiento ha sido algo que nadie esperaba, que no sabíamos a que nos íbamos a enfrentar y que hemos llevado lo mejor que hemos sabido y podido, así que vamos a aparcar la culpa que no es buena compañera en nuestro bienestar psicológico y vamos a centrarnos en el ahora.

Desde la consulta de psicología infantil podemos estudiar el caso en particular que se está dando en el hogar, y desde ahí se plantean objetivos de intervención. Se tendrá en cuenta no sólo la situación del niño o niña, sino también la familia. La intervención psicológica irá dirigida al ámbito familiar y al problema de conducta, con el fin de crear un buen clima en casa y que la desestabilidad que hay vuelva a la normalidad. Considero de vital importancia establecer un buen vínculo con el paciente, pero no podemos dejar a un lado a la familia, más aún al tratarse de un aspecto como el que vengo hablando a lo largo de estas líneas, que repercute en gran medida en el ámbito familiar.

En las sesiones de psicología que se lleven a cabo se tendrá en cuenta las rutinas que había antes del confinamiento, durante y después. Además de la edad del paciente y otras actividades que se lleven a cabo. Todo irá enfocado en la mejora del paciente y acompasando cada paso que se considere apropiado dar.  

Si te sientes identificado o identificada con estas líneas, quizás es el momento de pedir ayuda a un psicólogo especializado en Almería, estamos en Almería capital, en la Vega de Acá, y desde nuestras terapias psicológicas podemos ayudarte a resolver los problemas familiares que puedan surgir en vuestro hijo o hija desde la infancia a la adolescencia. No dudes en ponerte en contacto con nuestro Centro, estaremos encantadas de asesorarte sobre la mejor manera de intervenir. Y recuerda: actuar a tiempo es importante.

 

La autorrregulación en autismo

Publicado 07/06/2021

Autismo Almería

En el Centro Alcanza (logopedia, neuropsicología, terapia infantil, atención temprana, nutrición y psicología infantil en Almería), estamos especializados en todas las dificultades que pueden surgir en la infancia, incluidos los trastornos del espectro del autismo o TEA. Un aspecto muy importante a trabajar en los niños y niñas con autismo es aprender a calmarse, o dicho de otra forma fomentar su autorregulación, así que hoy nuestra compañera María José, psicóloga infantil de Almería, especialista en Atención Temprana y autismo, nos presenta este interesante artículo sobre la autorregulación en el autismo.

 

La autorregulación es uno de los ejes fundamentales en desarrollo del bienestar de los niños y niñas con Trastorno del Espectro del Autismo TEA, ya que es la capacidad de gestionar las respuestas emocionales y cognitivas ante las experiencias vitales en el medio, un aspecto principal en psicología infantil. En algunos casos para que se produzca esta habilidad es necesario acompañar y prestar la ayuda necesaria. Por lo tanto, es relevante enseñar o presentar estrategias adecuadas al contexto.

 

Dicha capacidad se va desarrollando a lo largo de la infancia y adolescencia típica a medida que los niños crecen y maduran, comprendiendo lo que sienten ante situaciones o emociones. En niños y niñas de edades tempranas en algunas ocasiones se muestran conductas inadecuadas como la forma de expresar la frustración ante diversas situaciones, ya que no pueden comunicarlo de manera adecuada o no se comprende lo vivido (Maseda, 2013). Por lo que estas conductas podrían ser comparadas con la metáfora del iceberg en las que solo se ve lo que “sobresale”, pero debemos poner el foco en lo que no se ve.

 

Figura 1. El sonido de la hierba al crecer. 

 

En el autismo encontramos particularidades que influyen en la propia regulación como pueden ser las habilidades comunicativas, sociales, sensoriales, etc.  Del mismo modo, si abordamos el ambiente encontramos situaciones impredecibles, por lo que el contexto debe ser favorable y abordar mediante la prevención de lo posible, este tipo de situaciones.

 

Se presentan tres tipos de regulación:

  • Sensorial: responder adecuadamente a los estímulos sensoriales del ambiente.
  • Regulación emocional: abordar y gestionar sus emociones
  • Regulación cognitiva: procesos cognitivos para la resolución de conflictos y habilidades relacionadas con la atención, anticipación y planificación.

 

Las situaciones que pueden desencadenar una desregulación pueden ser los siguientes:

  • Dificultades para comprender e interactuar en las relaciones interpersonales.
  • Tolerancia en los cambios no anticipados o ajustados a las situaciones individuales.
  • No poder comunicar los deseos, las demandas o toma de decisiones.
  • Malestar fisiológico.
  • Sobrecarga estimular en el contexto que se desenvuelven los niños.
  • Nivel de exigencia demandado por el ambiente.

 

Los ejemplos presentados pueden ser algunos de los ejemplos desencadenantes, pero no debemos fijarnos en los estándares comunes, sino tal y como se trabaja en psicología infantil centrarnos en la experiencia individual y la idiosincrasia de cada niño o niña.

Ante dicha situación el profesional de la psicología que acompaña la terapia del niño proporcionara unos consejos sobre que realizar

 

¿Qué debemos hacer?

 

Tener una actitud proactiva, lo que significa acércanos a conocer que es lo que está sucediendo sin juzgar a la persona que está atravesando por esta situación, tener una perspectiva respetuosa y prestar las herramientas necesarias. Porque “La mejor intervención en autismo es la que, partiendo de la comprensión y del respeto, haga a tu hijo avanzar sintiéndose orgulloso de sí mismo, querido, valorado, autónomo y regulado”. Anabel Cornago.

 

El primer paso debería de ser abordar el entorno físico y social, asegurando un contexto seguro para la persona con autismo, en el que se preste la anticipación necesaria, evitando la sobrecarga estimular con diversos recursos. Se debe aportar un Sistema de Comunicación Alternativo o Aumentativo (SAAC), si se presentan dificultades en la comunicación. Del mismo modo, se debe prestar actividades de transición entre diferentes tareas del día a día.

 

Después de actuar en dichos aspectos se abordará la propia regulación emocional para poder pasar a la propia autorregulación. En estas situaciones es recomendable proporcionar lugares (refugios) de sensación de control en los cuales se realizan actividades de poca carga emocional, proporcionando objetos de regulación, etc.  Es de vital importancia que estos espacios estén presentes en día a día, no solo en el momento de malestar, ya que se pueden asociar al malestar y a un castigo.

 

 En nuestro Centro estamos especializadas en terapias infantiles en niños y adolescentes con autismo en Almería y apostamos por la formación continuada y especializada. En el curso de Anabel Cornago “Estrategias de regulación en el autismo” encontramos diversas actividades concretas para fomentar la autorregulación. Al igual que información, charlas y entrevistas en la que se aborda información para comprender dicho proceso tan importante.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Elsonidodelahierbaelcrecer.blogspot.com. 2021. La autorregulación en el autismo

Esquipo Deletrea. Atemytea.com. 2021.

Maseda, M. (2013). El autismo y las emociones. La Teoría de la Mente en los niños/as autistas. Su afectación dentro del ámbito emocional. Projecte Final del Postgrau en Educació Emocional i Benestar. Barcelona: Universitat de Barcelona. Dipòsit Digital

 

Lea toda la publicación »

Autolesiones en niños y adolescentes.

Publicado 25/04/2021

Psicología adolescente e infantil en Almería

Desde el área de psicología infantil en Almería del Centro ALCANZA, nuestra compañera Isabel Sola,  psicóloga infantil en Almería, experta en terapia infantil y familiar, nos habla hoy sobre un tema muy interesante, las autolesiones.

Cuando escuchamos la palabra autolesión, nos vienen a la mente multitud de pensamientos, entre ellos: eso son llamadas de atención, eso una tontería, no es para tanto, se aburre y no sabe qué hacer, son cosas de niños, etc…

Pero realmente, ¿sabemos en qué consiste una autolesión?. ¿Sabemos qué hay detrás de esa herida?. ¿Quién suele autolesionarse?. ¿Por qué se autolesionan?. Hay un sinfín de preguntas que nos podemos hacer, y por suerte, las investigaciones y posteriores publicaciones en el ámbito de la psicología adolescente e infantil sobre este tema nos ayudan a saber más, y sobre todo, a comprender más al respecto, para así desde terapia poder ayudar a la persona que se autolesiona.

Las autolesiones suelen producirse cuando la persona no puede más, cuando ha llegado al límite de sus recursos, es decir, siente la necesidad de reparar, de subsanar, de compensar, etc… Dicha conducta viene deliberada de un cúmulo de emociones desagradables (rabia, culpa, miedo, etc…), de sentimientos que no es capaz de expresar, no puede ni sabe explicar lo que le ocurre y además le está produciendo un nivel tan alto de sufrimiento que desencadena en una conducta agresiva para él/ella. Esta conducta tiende a iniciarse de manera impulsiva, sin ritual previo (aunque en algunos casos puede planificarse), ya que, si ha ocurrido y la persona siente alivio, esto quedará grabado en su memoria como recurso para la próxima vez que sienta de manera igual y/o similar y no sea capaz de saber cómo gestionar lo que está sintiendo.

Anteriormente indicaba que existen muchas preguntas que hacerse al respecto del tema que estamos abordando, al igual que podemos encontrar muchas definiciones que se ajustan a: ¿Qué es una autolesión? A continuación, mencionaré algunas de las características que podemos observar:

- Es un tipo de conducta que produce daño físico.

- No se realiza con la intención de morir.

- Se realiza en la intimidad.

- Se realiza con la intención de sentir alivio a corto plazo.

- A largo plazo produce un sentimiento de culpa intenso.

- No se obtiene solución de lo que le está ocurriendo a la persona, sólo alivio en el momento de la autolesión.

- El daño físico se esconde para que no sea visto y por consecuencia “juzgado

 

¿Por qué se producen las autolesiones?

No puedo dar una respuesta rotunda a esta pregunta, pues cuando los pacientes, en consulta de psicología infantil o juvenil, son capaces de expresar por qué se autolesionan, de hablar de lo que están sintiendo y/o viviendo, los motivos son variados. Algunos ejemplos que nos podemos encontrar son los siguientes: siento alivio, es una manera de saber que no estoy soñando, es la forma que sé para sentir alivio, no puedo más con ésta situación, es la manera que tengo para dejar de sentir el dolor tan intenso que siento por lo que me está pasando, no sé qué puedo hacer y al final me lesiono, etc…

A lo largo de la vida, estamos en un continuo aprendizaje, y desde pequeños, y más con la ayuda del psicólogo o psicóloga infantil, tenemos la capacidad de adquirir un aprendizaje orientado a identificar adecuadamente las emociones, saber expresarlas y saber gestionarlas.

Cuando este aprendizaje no se ha producido o se ha adquirido inadecuadamente, la persona no es capaz de cómo afrontar y manejar el estado emocional, lo que lleva a un caos, del que es difícil salir, pues la persona no tiene los recursos apropiados para ello. Llegando a éste extremo, es cuando la persona se produce la autolesión, adquiriendo esta vía como un recurso, por supuesto, un recurso nada apropiado para la salud y el bienestar.

¿Todas las autolesiones son iguales?

La respuesta a esta cuestión sí es clara: NO.

Las autolesiones pueden variar, tanto en su forma como en intensidad y gravedad. Pudiendo variar también en la misma persona. Es decir, no siempre la autolesión tiene porque tener las mismas características.

Considero importante hablar de las características de las autolesiones para emplearlo de forma preventiva, para que los familiares se familiaricen con los indicadores de riesgo, los conozcan, al menos superficialmente, y se pueda iniciar la intervención psicológica en estos niños o adolescentes.

Los tipos de autolesiones que nos podemos encontrar pueden ser las siguientes que citaré: cortarse, quemarse, pegarse, hacerse heridas con las uñas, ingesta de fármacos, pellizcándose, etc.

¿Cómo debemos actuar ante un indicio de autolesión?

Si percibimos en nuestro entorno a alguien que se autolesiona, normalmente será algún familiar cercano, debemos hablar con esa persona, desde la calma, a pesar de que la situación pueda ser desbordante para nosotros. Ya que, esta conducta va acompañada de un sentimiento de culpa, y la persona debe sentirse acompañada, comprendida, hacerle ver que necesita ayuda para aliviar el sentimiento que está sintiendo.

Se recomienda acudir a un profesional que valore la situación que está aconteciendo y pueda ayudar a la persona de la manera más adecuada, en el Centro ALCANZA nuestras psicólogas infantiles en Almería están especializadas en infancia y adolescencia.

Trabajo en consulta

Los objetivos dentro de la psicología infantil en la consulta con pacientes que se autolesionan se establecen según la historia del propio paciente, sus características y necesidades.

Es importante trabajar el vínculo terapéutico desde el inicio de la intervención psicológica, y más en el caso de niños, y a partir de ahí poder realizar una psicoeducación apropiada de lo que está aconteciendo en la vida del paciente, trabajar la regulación emocional, cómo gestionar la vergüenza, la culpa, etc… El fin último, es que el paciente pueda enfrentarse a las diferentes situaciones que puedan surgir en el día a día.

Si bien es cierto, cada día me encuentro más casos en la consulta de psicología infantil con esta problemática, por ello es fundamental trabajar desde la infancia una buena regulación emocional para posteriormente hacer una buena gestión de las emociones que se van sintiendo.

Me gustaría concluir estas líneas dirigiéndome a los familiares, quienes también juegan un papel importante. En muchas ocasiones, no comprenden a su hijo/a, pareja, etc…no comprenden porqué se lesionan, por qué no hablan de lo que les ocurre, por qué no piden ayuda, etc…ante esta forma de actuar el paciente se puede sentir “juzgado” y/o “castigado”, creyendo de algún modo que es la mejor forma de actuar con él/ella y que esta forma es la más apropiada para que salga de ese estado. Sin embargo, si se paran a observar, a indagar o a que un profesional les explique la función que ha podido cumplir una autolesión, se den cuenta de que no es la vía más apropiada. Esto suele ocurrir cuando no tenemos información sobre el tema, así que, desde este espacio, desde el ámbito de la psicología infantil y familiar, animo a aquellas personas que hayan vivido o estén viviendo situaciones similares, que pregunten, que se informen y que aprendan cuál sería la opción más adecuada con su familiar.

Estamos en Almería capital, en la Vega de Acá. Si tienes cualquier duda o sospechas de que un familiar pueda estar recurriendo a autolesiones, no dudes en ponerte en contacto con nuestro centro (estamos especializadas en psicología infantil y psicología adolescente en Almería), estaremos encantadas de asesorarte sobre la mejor manera de intervenir. Y recuerda: actuar a tiempo es importante.

Lea toda la publicación »

¿Qué es el Trastorno Específico del Lenguaje?

Publicado 14/03/2021

Problemas del Lenguaje en Almería

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), se define como una patología del neurodesarrollo, consiste en una alteración de la adquisición y en la comprensión del lenguaje.

El Trastorno Específico del Lenguaje no es una enfermedad, por lo tanto, no tiene cura, se califica como específico, por la ausencia de investigaciones que justifican que el trastorno es efecto de algún otro daño cerebral como déficit intelectual, trastorno psíquico, daño neurológico, alteración sensorial o cualquier lesión motora o de tipo socio-familiar que justifiquen las dificultades del lenguaje en niños de temprana edad, o como definen otros autores es resultado de una única alteración que se encuentra en la adquisición y el desarrollo oral del lenguaje.

Debemos apreciar que no es solo un retraso en la adquisición del lenguaje, sino que lo niños que presentan este diagnóstico continúan a lo largo de sus vidas con un patrón diferente al de su desarrollo típico. Además en etapas futuras, como en la adolescencia, pueden empeorar el pronóstico y tratamiento dejando secuelas en la edad adulta.

Sobre las características del trastorno específico del lenguaje, entendemos que puede variar de un niño a otro, dependiendo de los componentes del lenguaje que están alterados y de la gravedad de este. Son varios autores, que afirman en sus muchas investigaciones empíricas que existe una elevada heterogeneidad de sintomatología en esta población. Esto quiere decir, que no siempre afecta a las mismas áreas del lenguaje, puede afectar a la fonología, el léxico, morfosintaxis, semántica y/o pragmática.

Por la heterogeneidad mencionada es por lo que se habla de dos subtipos en la caracterización del TEL, el expresivo-receptivo y el expresivo-control, y en la comprensión de falsas creencias.

Además, estos niños tienen problemas sociales, emocionales y en muchos casos muestran conductas disruptivas debido a la incomprensión del lenguaje, estos signos de frustración dan lugar a comportamientos desafiantes, rabietas, etc.

Respecto al término de “especifico”, como contábamos anteriormente, hay distintos estudios que lo omiten, como ocurre en el actual Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-5) elimina el calificativo “específico” y aparece en la clasificación de trastornos del neurodesarrollo, como un trastorno de la comunicación, donde se incluyen las alteraciones del lenguaje, del habla y de la comunicación.

Es común que los niños que presentan TEL tengan problemas narrativos, y se ha observado que una posible razón etiológica puede estar en la funciones ejecutivas reconocidas en esta población.

La memoria de trabajo o memoria operativa, la procedimental y la temporal son otras de las características del TEL, de hecho una de las más relevantes por su estrecho vinculo con el lenguaje  muestra una capacidad de almacenamiento de información verbal deficiente, por lo que dificulta redactar historias narrativas.

También están alterados los mecanismos cognitivos como la percepción auditiva, la flexibilidad de control, la velocidad y las habilidades de planificación para realizar relatos. Este problema es tratado a través de apoyo visual con secuencias con dibujos y con esquemas.

La atención temprana como hemos visto tiene un importante papel en el TEL, en su identificación como seria su intervención cognitiva para prevenir situaciones desventajosas como es la ausencia del lenguaje.

Con la ayuda del artículo colgado con anterioridad, sobre la atención temprana en Almería, se entenderá mejor esta especialidad sobre el conjunto de intervenciones dirigidas a la detección precoz, con el objetivo de resolver cualquier necesidad que presenta el menor con trastornos en el desarrollo o con riesgo a padecerlos.

 

 Intervención en el Trastorno Específico del Lenguaje.

En la intervención con niños con diagnóstico trastorno especifico del lenguaje, el psicólogo infantil trabaja con una variedad de técnicas de enseñanza con un bajo nivel de intrusión, uno de los modelos más actuales esta basado en la naturaleza, pero es necesario añadir que no existe una única intervención válida, hay otros modelos más directos o enfocados al trastorno que emplean programas más exactos y estructurados, otros enfoque más funcionales donde se centra en la iniciativa del menor, centrándose en los contextos y la comunicación que mantiene con el adulto o enfoques formales, donde el psicólogo infantil fomenta el trabajo individual en situaciones más limitadas continuando una secuencia que se inicia por la comprensión y continuando con la imitación, expresión controlada y la generalización.

Una de las áreas más importantes que deben ser tratadas por el psicólogo infantil son las funciones ejecutivas, un constructo dentro de la psicología que reúne distintos procesos cognitivos que aceptan la capacidad de control y la disposición de la conducta del niño. Entre las funciones ejecutivas más destacadas está el autocontrol, la memoria de trabajo, organización, planificación, resolución de problemas, flexibilidad cognitiva y las habilidades para un enriquecido aprendizaje.

Otra de las capacidades alteradas en el TEL es la atención sostenida y el fallo en la detención de estímulos. El psicólogo infantil trabaja los problemas que presentan en tareas como aparear, identificar acciones, categorizar, en procesos sensoriales y en algunos casos en ejercicios motores. Todo ellos, por la pobreza en la ejecución de tareas o la incapacidad de seguir reglas sencillas.

Todo esto pone de manifiesto la heterogeneidad en el TEL a nivel sintomático, y la necesidad de elaborar programas de intervención y atención temprana específicos adaptados al niño y con un enfoque multidimensional. 

Una de las últimas cuestiones que se están planteando los investigadores sobre los niños con este diagnostico, es por qué a pesar de las intervenciones que se hacen en el lenguaje no mejoran. La respuesta a esta cuestión parece ser que es por la necesidad de introducir en el tratamiento materiales cognitivos y neuropsicológicos para poder ampliar el tratamiento terapéutico

Según la guía de los trastornos específicos del lenguaje, (2014) y otros autores, una de las principales reglas con las que se trabaja con niños con TEL, es que todo debe ir con un apoyo visual para facilitar la comprensión.

Todo ello, será representado por pictogramas. Además, las terapias en la población infantil se realizan a través del juego para que le sean las sesiones más dinámica, con reforzadores del agrado del niño y teniendo en cuenta las propias experiencias del menor.

En el Centro Alcanza somos especialistas en tratar cualquier problema del lenguaje en Almería, nuestras psicólogas infantiles, logopedas y demás expertas en atención temprana en Almería se adaptarán a las necesidades de cada familia personalizando las terapias y poniendo a disposición del menor materiales que sean de su interés. Nuestras psicólogas infantiles en Almería estarán encantadas de resolverte cualquier duda en nuestro teléfono 657505480.

 

Lea toda la publicación »

Comunicación en niños con autismo.

Publicado 30/01/2021

Niños con autismo Almería

Los que ya conocéis a las profesionales del Centro ALCANZA (neuropsicólogas,  logopedas, nutricionista y psicólogas infantiles en Almería) sabéis que uno de los ámbitos más bonitos en los que nos encanta trabajar es con las personas con autismo en Almería, y permanecer en formación continuada para ofrecer el mejor servicio para nuestros niños y niñas y sus familias.

Para ella nuestra compañera Maria José, psicóloga infantil especializada en autismo y atención temprana, se encuentra realizando un curso con las especialistas de Doble Equipo sobre la comunicación en los niños con autismo, donde se aprenden multitud de estrategias para mejorar la comprensión y la expresión del lenguaje en los niños y niñas con TEA en Almería.

Y es que la comunicación es uno de los desafíos en el día a día para las personas con Autismo, y unas de las demandas principales por parte de la familia.

Una de las estrategias que se pueden utilizar para mejorar esta comunicación en las personas con autismo es usar prácticas de capacitación del entorno, para multiplicar las oportunidades de comunicación real y la autodeterminación.

Desde el Centro ALCANZA pensamos que el acceso a la información es un derecho y debemos formarnos para poder hacerla accesible para las personas con TEA.

Las estrategias que se abordan en el curso y que forma parte ya de la multitud de conocimientos y recursos de nuestra compañera psicóloga son:

  • Formas de comunicación:
    En este apartado se exponen las diversas formas existentes de la comunicación,  y las razones de porqué para las personas con Autismo presentan desafíos en esta área.
  • Comprensión del entorno:

Se aborda la accesibilidad cognitiva con el objetivo de hacer comprensible los entornos y rutinas propiciando la participación de las personas con TEA. Aportar entornos comprensibles es una gran labor de los profesionales (psicólogos infantiles, especialistas en atención temprana, neuropsicólogas, y logopedas) que trabajan con las personas con autismo.

  • Apoyos visuales:

Se proporcionan recursos y estrategias para elaborar guiones, apoyos visuales y audiovisuales. En este proceso se explican las diferentes formas de representación, para poder usar la información adecuada. Del mismo modo, se aborda el lenguaje comprensivo y expresivo.  Este es uno de los ámbitos en los que quizás están más sensibilizados los profesionales que trabajan con personas con autismo, en nuestro Centro ALCANZA además consideramos fundamental adaptar estos apoyos y recursos al niño o niña con el que estamos realizando la terapia.

  • Lenguaje Natural Asistido:

Se expone una forma de enseñar comunicación en contexto y a través de las rutinas cotidianas. Un acercamiento al lenguaje natural asistido mediante la Comunicación Alternativa y Aumentativa.

 

En nuestro Centro nuestras psicólogas, especialistas en atención temprana, neuropsicólogas y logopedas en Almería, están formadas continuamente y continúan formándose en diferentes formas que favorezca la comunicación de las personas con Autismo y su familia, favoreciendo así la calidad de vida de los mismos, como tenemos claro el equipo que forma nuestro Centro la comunicación no se basa únicamente en el lenguaje oral, si no adaptarse a diferentes formas de comunicación y favorecer esta intención comunicativa de nuestros niños y niñas con su familia y entorno. Y sobre todo nos parece primordial no centrarnos únicamente en la parte expresiva si no fomentar la comprensión el entorno y el ámbito comprensivo, que en ocasiones permanece olvidado o apartado a un segundo plano. 

 

En nuestro Centro realizamos formación continua, nos parece que el estar en continua formación es fundamental para las profesionales que trabajamos en las terapias para nuestros niños y niñas (continua especialización en TEA, TDAH, Dislexia, TEL) de todo el equipo (neuropsicóloga, logopedas, psicóloga infantil, terapeuta familiar, especialistas en atención temprana en Almería). Que siempre realizamos terapias individualizadas enfocadas al niño o niña que tenemos delante, basándonos en su necesidades y reforzadores, realizando materiales específicos y basados en sus intereses. Y siempre adaptándonos también a la rutinas y al entorno familiar.

Lea toda la publicación »

Consejos para una nutrición divertida.

Publicado 06/12/2020

Consejos de nuestra dietista - nutricionista en Almería

Por fin llegó diciembre, uno de los meses del año que los pequeños esperan con más ilusión y que es temido a partes iguales por los padres, los planes fuera de casa, el frío y los cambios en las rutinas pero nuestra dietista-nutricionista, Mª Ángeles Ruano, os da unos consejos para que la comida no sea un motivo de discusión.

Todas las familias tienen un máster en pasar tiempo en casa gracias al confinamiento, pero ahora podemos planificar con tiempo los días festivos y proponer a los niños actividades para pasar tiempo de calidad y mejorar nuestras relación con la comida.

-          Dedica tiempo al desayuno, una queja común es que por las mañanas los niños quieren dormir un poco más y los padres vamos a la carrera y esta mezcla es la culpable de que el desayuno sea pobre o muy rico en productos azucarados.

Acompaña ese vaso de leche con unas tostadas, prepara unos copos de avena con leche caliente o un rico batido de frutas con leche.

-          Acompañar a comprar la fruta y la verdura, es una buena actividad para los pequeños, a mi me encantaba acompañar a mis abuelos al mercado central e ir preguntado por una fruta o que verdura era esa de color verde… ¡que maravillosos recuerdos! Y luego prepararla juntos en la merienda, si facilitamos que puedan elegir frutas y verduras será más sencillo que se atrevan a comerla.

-          Que toda la familia se involucre en la cocina, poner la mesa, recoger el mantel, trocear el pan, preparar una ensalada, pelar la fruta, poner el lavavajillas… hay mil tareas que hacer y se pueden repartir a cada uno en función de su autonomía y capacidades.

-          ¡¡Maratón de pelis navideñas!! ¿Quién se apunta con unas palomitas caseras o castañas asadas? Evita ofrecer chucherías, gominolas o snacks cargados de azúcar…

-          Prepara recetas divertidas y sanas para compartir en familia, los niños son unos magníficos chefs, una vez recogida la cogida de peligrosos cuchillos, deja que ayuden a rallar un brócoli, batir unos huevos y meter ingredientes en la batidora. Lavad de nuevos las manos y acompáñanos con esta deliciosa receta.

 

Pastelitos de Verduras:

Vas a necesitar, huevos, cebolla picada, patata, coliflor y especies.

Paso 1: 3 patatas medianas cocidas, los niños puedes ayudar a pelar e introducir en la olla y los adultos a calentar el agua y escurrir. Luego hay a chafar con ayuda de un tenedor y un pasa puré.

Paso 2: Media coliflor, ponerla a hervir junto a la patata y trocear con el pasa puré o el rallador.

Paso 3: 1 cebolla picada, 2 dientes de ajo, aceite de oliva. Disponer en una sartén y dorar a fuego lento hasta que esté bien cocinado.

Paso 4: una vez estén las patatas y la coliflor en textura de puré, añadimos al sofrito y mezclar bien, puedes añadir  tus especies favoritas.

Paso 5: batimos los huevos y lo mezclamos bien con el resto de ingredientes, ahora lo repartimos en los moldes de magdalenas y al horno. Los papás lo meten en el horno precalentado a 180ºC.

Paso 6: los horneamos durante unos 12-15 minutos, para asegurarnos se puede pinchar con un cuchillo y no se quede pegado, se deja enfriar y a disfrutar.

 Pastelitos de verduraPastelitos de verdura

 

En ALCANZA trabajamos un equipo multidisciplinar de psicólogas infantiles, logopedas, fisioterapeuta infantil y nutricionista infantil. En nuestro día a día abordamos el desarrollo de nuestros niños de forma integral, y en los tiempos que corren, la nutrición en Almería (al igual que en medio mundo) y en especial la obesidad infantil se ha convertido en uno de los problemas que observamos con más frecuencia en consulta.

Para mejorar la alimentación, no sólo infantil, sino familiar, nuestra dietista - nutricionista cuenta con diferentes planes para ganar calidad de vida de forma divertida, para que los más pequeños de la casa aprendan a comer mejor y a la vez mejoren su relación con la comida. 

También, nuestras psicólogas infantiles en Almería, os podrán ayudar con cualquier tipo de trastorno de la alimentación, aversión alimentaria, pautas a la hora de comer y otros problemas de conducta relacionados, además nuestras logopedas en Almería están especializadas en terapia orofacial y miofuncional para tratar con éxito cualquier problema de deglución o masticación de vuestros hijos. 

Si habéis decidido que vuestra alimentación y la de vuestros hijos necesita un cambio, podemos ayudarte a ganar salud y a adquirir buenos hábitos alimenticios que a tus hijos le acompañarán para toda la vida. Nos puedes encontrar en la Vega de Acá, en Almería, llámanos para reservar tu cita previa con nuestra nutricionista infantil, y empieza el año con el mejor regalo posible, salud.

En los niños, una atención temprana es fundamental a la hora de adquirir nuevos hábitos, actuar a tiempo es importante.

Lea toda la publicación »

La tartamudez y el Logopeda.

Publicado 21/11/2020

La tartamudez y el logopeda. Especialistas en Almería

   Actualmente, muchos padres acuden a nuestra consulta de logopedia en Almería por notar ciertas disfluencias en el habla de su hijo, llegando a pensar que puede tratarse de tartamudez. En nuestro Centro estamos especializadas en logopedia infantil, fisioterapia infantil, atención temprana, nutrición y psicología infantil en Almería y nuestras logopedas están especializadas en el tratamiento de la tartamudez.

    La tartamudez o disfemia es un trastorno del habla cuya características principales son las disfluencias anormales y persistentes de ésta. Van acompañadas de patrones conductuales, cognitivos y afectivos (Sangorrín, 2005).  Dicha sintomatología, aparece en personas de todas las edades, aunque su forma más frecuente aparece durante la infancia, entre los 2 y 7 años.

    Las personas con disfemia conocen con exactitud aquello que quieren expresar de forma oral, aunque se encuentran con la incapacidad de decirlo con fluidez debido a repeticiones involuntarias, interrupciones en los movimientos productores del habla, prolongaciones y, por consiguiente, deficiencias en el flujo sonoro verbal. Esto suele ocurrir al comienzo de las palabras y de las oraciones y, a menudo, se acompañan de espasmos y movimientos secundarios asociados, principalmente músculo-faciales.

   La prevalencia de la disfemia es aproximadamente del 0.75%, sin embargo, en la edad preescolar se estima que alrededor del 5% de los niños y niñas, sufren un periodo de tartamudez durante algunos meses. Muchos de ellos no necesitan intervenciones específicas, ya que hasta el 90% de manera independiente, dejarán de presentar los síntomas de manera espontánea, mientras que el porcentaje restante estaría en riesgo de desarrollar el trastorno de manera persistente y, por lo tanto, sería necesaria la actuación clínica, es importante una atención temprana.

     La causa exacta de la disfemia no ha sido identificada en la actualidad, aunque se considera un trastorno motor multifactorial y complejo, influenciado por componentes genéticos, que podrían influir en la correcta creación y desarrollo de las redes neuronales cerebrales (Cykowski, Fox, Ingham y Robin, 2010).

    Diagnosticar, por parte del logopeda, la disfemia en el habla de una persona puede parece fácil, ya que las disritmias son obvias e interrumpen la fluidez de la persona. Sin embargo, existen características en el habla de una persona con disfemia que no son fáciles de detectar para el oyente.

    En el proceso de evaluación, el logopeda infantil observará el número y el tipo de alteración en el ritmo que la persona produce en diversas situaciones, además de la manera en la que reacciona a ellas y las sobrelleva. Recopilará información sobre su entorno y diversos factores que podrían aumentar las disfluencias. Es importante analizar la información recogida sobre el paciente para determinar si existe disfemia y, en caso de que exista, establecer en qué medida afecta a la capacidad de la persona para llevar a cabo las actividades diarias o participar en ellas.

En el proceso de diagnóstico de la disfemia o tartamudez es imprescindible diferenciar entre:

  • Tartamudez evolutiva simple: ésta aparece mientras el lenguaje del niño se desarrolla, sobre todo alrededor de los 3 años, o como forma de llamar la atención después del nacimiento de un hermano. En la tartamudez evolutiva simple es frecuente que se repitan palabras enteras.
  • Tartamudez episódica o fisiológica: aparece si la tartamudez evolutiva simple se mantiene entre los 3 y 5 años. 
  • Tartamudez primaria: cuando el niño tiene entre 5 y 7 años. En este momento es imprescindible la intervención del logopeda, ya que el lenguaje del niño tiene repeticiones continuas o prolongaciones tónicas de sílabas. Una atención temprana es importante en la intervención del logopeda infantil.
  • Tartamudez secundaria: cuando el niño tiene entre 7 y 10 años. Los síntomas se agravan y se hace consciente del trastorno. Debido a esto comienza a adoptar estrategias de evitación. El niño empezará a tener problemas con los compañeros de clase y, por su inseguridad, los síntomas se harán más frecuentes.

La evaluación de este trastorno se hará siguiendo los siguientes puntos:

  • Estudio de las consecuencias en el lenguaje de los bloqueos, interrupciones, alteraciones en la prosodias, etc.
  • Estudio de las consecuencias en los elementos de fonación, respiración y fono-articulación.
  • Estudio de síntomas asociados como pueden ser la tensión muscular y movimientos involuntarios e inconscientes.
  • Estudio de la autoestima personal del sujeto y de sus influencias ambientales, así como la valoración personal y social, fluidez, entre otros.    

     Para llevar a cabo un buen tratamiento de la disfemia o tartamudez, no solo hay que fijarse en el habla del niño, también hay que tener en cuenta los factores ambientales, ya que influyen mucho a la hora de desenvolverse en la sociedad. Para ello se escoge un abordaje directo sobre el control del habla del paciente y, además, se actúa sobre el ambiente para que la fluidez obtenga mejor resultado.

 

Según Salgado (2008), existen tres terapias para tratar la disfemia por parte del logopeda:

 

  • Terapia preventiva: se utiliza cuando se descarta el diagnóstico de tartamudez temprana. Se centra sobre todo en aportar la información y consejos a los padres para ayudar al niño y, además, se identifican los factores ambientales para reducirlos y mejorar la fluidez.
  • Terapia prescriptiva: en el caso contrario a la terapia preventiva, ésta si se lleva a cabo para aquellos diagnósticos de terapia temprana sin que vaya asociada a otros problemas. Se centra en la intervención con el medio ambiente y con los padres, pero de manera que, estos últimos, sean la mejor herramienta para conseguir una fluidez y desarrollo normal en el niño.
  • Terapia integral: esta terapia se utiliza cuando la tartamudez temprana incluye factores de riesgo para la evolución del habla. Se centra en las mismas actividades que las anteriores, es decir, en los padres y en el ambiente, con la diferencia de que también interviene de manera directa con el niño con programas como entrenamiento motor del habla, terapia personalizada de control de la fluidez, entrenamiento sistemático de la fluidez para niños, entre otros.

   Otras técnicas utilizadas por el logopeda para reducir las disfluencias son las técnicas basadas en disfunciones del feedback (habla ensordecida o enmascarada, audición demorada...), técnicas basadas en el condicionamiento operante (refuerzo positivo y tiempo fuera), técnicas de sensibilización (entrenamiento asertivo), técnicas de desensibilización (desensibilización sistemática y relajación muscular) y otros procedimientos como el habla gesticulada.

 

      En el Centro Alcanza damos apoyo a las familias de Almería para tratar cualquier problema o duda sobre el desarrollo de los más pequeños de la casa, contamos con un equipo multidisciplinar que trabajará de manera coordinada (psicólogas infantiles, logopedas, fisioterapeuta y nutricionista) que mediante tratamientos innovadores y eficientes, y profesionales experimentadas poder dar la mejor atención temprana en Almería.

Lea toda la publicación »

¿Qué es la atención temprana?

Publicado 20/10/2020

Atención temprana Almería

En el año 2000 apareció el Libro Blanco de la Atención Temprana, principal guía de referencia de los profesionales que se dedican a este ámbito, resolviéndonos todas las dudas y resaltando la importancia de este campo.

Se definió de esta manera según la Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de la Atención temprana como (GAT, 2005, p.12) :

“Intervenciones dirigidas a población infantil de 0 a 6 años, a la familia y al entorno, teniendo como objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños y niñas con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos”.

ALCANZA es un centro de atención temprana en Almería y conocemos lo importante que es acompañar en este proceso vital tanto a las familias como a los niños y niñas, por lo que se realiza un trabajo global en el que se ofrece la COORDINACIÓN de diferentes profesionales, como son logopedas, nutricionistas, fisioterapeutas, docentes y psicólogos infantiles en Almería con el objetivo de atender las necesidades que pueden producirse en el día a día. Del mismo modo, la base de la intervención es considerar a los niños y familias personas activas participantes en el tratamiento.

 

¿QUÉ PROFESIONALES FORMAN PARTE DE UN EQUIPO DE ATENCIÓN TEMPRANA?

Los equipos de Atención Temprana suelen estar formados por diferentes profesionales especializados en diferentes áreas de intervención como son: psicólogos infantiles, logopedas, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales, cuya aproximación debe ser, siempre que esta sea posible, desde una intervención interdisciplinar. Es decir, que aquellos profesionales que formen parte del equipo actúen de forma coordinada y propongan objetivos comunes con el fin conseguir un tratamiento más efectivo y completo.

 

¿CUÁNDO ES IMPORTANTE ACUDIR A ATENCIÓN TEMPRANA?

A este aspecto, es importante destacar, que todos los niños y niñas tienen habilidades distintas, y que conforme a su desarrollo normativo, estos deben de ir adquiriendo una serie de habilidades y destrezas propias de cada etapa del desarrollo. Debido a las propia idiosincrasia de cada niño y las diferentes dificultades que puedan presentar, no siempre será tan fácil reconocer cuáles pueden ser los signos relevantes que pueden ser indicativos de alguna dificultad. Según sea el problema que se presente, el momento de detección, será más temprano al nacimiento. Por ejemplo, en infantes prematuros o con algún tipo de déficit sensorial u orgánico, sería aconsejable que esta atención se realizara desde el primer momento, mientras que otras dificultades como otro tipo de síndromes, retraso madurativo o alteraciones del neurodesarrollo, pueden detectarse más tarde al ir apareciendo alteraciones en la adquisición de habilidades y destrezas propias del desarrollo normativo. Por ello, es habitual que sea el pediatra de referencia el que detecte estas dificultades y proponga la derivación hacia ámbitos más especializados como la Atención Temprana.

 

¿CÓMO SE DESARROLLA EL PROCESO DE INTERVENCIÓN?

La lleva a cabo un psicólogo infantil y el primer paso consiste en realizar una evaluación del menor con la familia, en la que se aplican las pruebas que fueran necesarias, se realiza una observación y entrevista.

Seguidamente, con la información obtenida si se requiere tratamiento, se realiza un programa de intervención individualizado que tiene como objetivo potenciar el desarrollo de los niños partiendo de sus fortalezas y motivación.

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA ATENCIÓN TEMPRANA?

La importancia de la atención temprana y del psicólogo infantil no solo recae en el tratamiento, sino en la prevención, porque es necesario prestar una estimulación en el momento adecuado del crecimiento.

Los primeros años de vida son los más importantes para el desarrollo del cerebro. Los estímulos que reciben los niños son fundamentales para desarrollar sus experiencias emocionales, sensoriales y del aprendizaje. Por lo que favorecer dicha estimulación significa proporcionar oportunidades de exploración y adquisición de habilidades.

Por ello, desde una intervención centrada desde la Atención Temprana, se pone el foco en intervenir en uno de los momentos vitales en el que existe un aprendizaje exponencial en comparación con otras etapas del desarrollo humano.

¿CÚAL ES LA MEJOR FORMA DE APRENDIZAJE?

Durante esta primera etapa la mejor forma de aprender es JUGANDO.

Desde el juego se pueden potenciar las habilidades sociales, motricidad, cognición y expresión emocional. Además, es una forma de experimentar con objetos, entorno y personas de una manera agradable provocando sensación de bienestar. Lo más productivo es el proceso de jugar y no la finalidad del juego.

 

Somos un centro de psicología infantil y logopedia en Almería y estamos especializadas en atención temprana. Estaremos encantados de poder resolver cualquier duda que os surja sobre el desarrollo de vuestros hijos. Nuestro centro de atención temprana está ubicado en la Vega de Acá, en Almería.

  

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Federación Estatal de Asociaciones de Profesionales de Atención Temprana (GAT) (2005). Libro blanco de la Atención Temprana. 3ed. Artegraf,

Lea toda la publicación »

Disfemia infantil y atención temprana.

Publicado 01/09/2020

Disfemia infantil y atención temprana en Almería

Nuestra compañera Lola, logopeda de nuestro centro y experta en atención temprana en Almería, nos enseña todo sobre la disfemia infantil, conocida popularmente como tartamudez.

 

Aprender a expresarse no es una tarea fácil para algunos niños, el lenguaje es el medio por el cual el niño expresa sus deseos, emociones y se comunica en multitud de situaciones.

La mayoría de los niños adquieren esta habilidad sin que los padres casi se den cuenta, por la facilidad con que se desarrolla. Pero cuando existen problemas o el niño muestra esfuerzo al hablar, los padres lógicamente se preocupan, tenemos que saber que aprender a hablar es una habilidad complicada y no es extraño que algunos niños cometan errores. los niños entre los 2 y 5 años no tienen una fluidez total y cometen errores, que pueden desaparecer de forma espontánea.

Cuando esto ocurre es muy importante realizar una consulta preventiva con un terapeuta del lenguaje especializado en atención temprana, un logopeda infantil. Lo peor que podemos hacer es “esperar”, ya que cuanto más cerca del inicio del síntoma se intervenga, mejor será el resultado.

Actualmente, existen métodos de diagnóstico modernos que permiten diferenciar los errores normales de la fluidez, de las expresiones indicadoras del inicio de una tartamudez. 

A partir del diagnóstico se pueden establecer distintos tipos de intervención: si es necesario intervenir directamente con el niño (intervención directa) o hacerlo a través de sus padres (intervención indirecta).

 

Aquí os presentamos un cuadro con ejemplos de disfluencias típicas y atípicas en el desarrollo del niño:

DISFLUENCIAS NORMALES/TIPÍCAS

DISFLUENCIAS ANORMALES/ATÍPICAS

VACILACIONES “Pues..pues eso me pasa”

Repeticiones de sonidos: “P…p…p…p…papá”

Repeticiones de silabas: “Pa…pa…pa…pajarito”

REFORMULACIÓN DE ORACIONES: “Voy a ...esto... me quedo con papá”

Más de dos repeticiones de palabras cortas: “pero… pero… pero… pero dámelo”

Una o dos repeticiones de toda la palabra o la frase: “mamá, mamá ven”

Alargar un sonido durante varios segundos: “Eeeeeeese niño”

Silencios entre las palabras: “Este es........mi amigo Javi”

Bloqueos o interrupción del flujo de aire (“atasco”).

Interjecciones: “Um, um, yo… quiero ir a casa”.

Silencios tensos entre las palabras: “¿Por qué .....(silencio, mientras mantiene la boca abierta) se llama Pablo?”.

Muletillas: “Es un juego,... bueno una cosa,... bueno, es un juguete”.

Palabras partidas: “Vamos to…dos a casa” o “tele…visión”.

 

Tensión mientras se habla, esfuerzos por hacer salir las palabras.

 

Movimientos asociados al habla en la cara o el cuerpo, de esfuerzo y tensión: “cerrar los ojos”, “hacer muecas”, “mover el cuello o las manos” como para ayudarse cuando se está bloqueando.

 

Velocidad rápida del habla. Cambio de volumen o de tono

 

Algunos consejos para los padres cuando esto ocurre son los siguientes:

-          Acepta su forma de hablar

-          No se sienta culpable

-          No considere el tartamudeo como algo negativo

-          Procura no transmitirle desagrado cuando este atascado

-          No se impaciente

-          Piense que el niño hace esfuerzos por controlar su habla

 

¿Cómo podemos ayudarlo?

-          Dedicar un tiempo a diario.

-          Conversar con el niño.

-          Reducir las preguntas.

-          Mirar a los ojos, transmitiendo tranquilidad.

-          Leer con él.

-          Hablarle lento, alargando la primera silaba de la primera palabra y las vocales, con un tono suave y natural.

-          Utilizar un lenguaje sencillo, evita hacer frases largas y complicadas.

-          Cometer errores uno mismo

 

¿Qué decirle cuando se atasca?

Cuando el niño muestra frustración por su atasco, se le puede decir algo que vea que se reconoce su dificultad: ¡Vaya! parece que no sale, ¿eh?; A mí también me pasa. Mira como hago yo así… (diciendo la palabra aaaaalargando), flojito (sin fuerza…). Dígaselo solo ocasionalmente, cuando si está contrariado, no cada vez que aparece una disfluencia.

-          No deje que su hijo lo vea preocupado por su forma de hablar.

-          Procure no ponerse nervioso y mantenga la calma cuando el niño se bloquee.

-          Espera a que termine y no le acabe las palabras, aunque sepa lo que quiere decir.

-          Háblale despacio, con pausa entre las frases, sin apresurarse.

-          Use un vocabulario sencillo y frases poco complicadas.

-          Procure alargar las primeras silabas de las palabras al hablarle.

-          Mire al niño cuando le habla.

-          demuéstrale con su actitud que disfruta hablando con él.

-          No realice demasiadas preguntas directas, mejor haga comentarios.

-          Intente que sus preguntas no impliquen respuestas largas.

-          No le de recomendaciones como toma aire, ve despacio, respira.

-          Cometa algún error en su expresión cuando el niño le escucha.

-          No le ponga en situaciones que le presione o le meta prisa.

-          Pero si el quiere hablar en situaciones más tensas, déjele.

-         Si le observa frustrado o disgustado por su falta de fluidez, tranquilícele diciéndole que todo el mundo encuentra dificultades para hablar alguna vez y también que él habla fluido en muchas ocasiones.

Cuando se observan estas dificultades, es necesario acudir a un logopeda especilizado en la atención temprana de la disfemia o tartamudez. Conviene acudir lo más pronto posible al logopeda. El logopeda entrevistará a los padres y después observará el habla, la conducta y la forma de comunicarse del niño, además pedirá información al colegio.

Una vez realizada esta evaluación, el logopeda infantil les informará si es necesaria la terapia y, si es así, que tipo es la más apropiada.

En nuestro centro de atención temprana y logopedia en Almería estamos especializadas en tratar la disfemia con los tratamientos más efectivos e innovadores. Nos puedes encontrar en la Vega de Acá en Almería capital, junto al Parque de las Familias, estaremos encantadas de ayudarte, contamos con un equipo de logopeda, fisioterapia infantil, nutricionista y varias psicólogas infantiles en Almería.

 

Lea toda la publicación »

CENTRO DE PSICOLOGÍA INFANTIL EN ALMERÍA, síguenos