La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Autolesiones en niños y adolescentes.

Publicado 25/04/2021

Psicología adolescente e infantil en Almería

Desde el área de psicología infantil en Almería del Centro ALCANZA, nuestra compañera Isabel Sola,  psicóloga infantil en Almería, experta en terapia infantil y familiar, nos habla hoy sobre un tema muy interesante, las autolesiones.

Cuando escuchamos la palabra autolesión, nos vienen a la mente multitud de pensamientos, entre ellos: eso son llamadas de atención, eso una tontería, no es para tanto, se aburre y no sabe qué hacer, son cosas de niños, etc…

Pero realmente, ¿sabemos en qué consiste una autolesión?. ¿Sabemos qué hay detrás de esa herida?. ¿Quién suele autolesionarse?. ¿Por qué se autolesionan?. Hay un sinfín de preguntas que nos podemos hacer, y por suerte, las investigaciones y posteriores publicaciones en el ámbito de la psicología adolescente e infantil sobre este tema nos ayudan a saber más, y sobre todo, a comprender más al respecto, para así desde terapia poder ayudar a la persona que se autolesiona.

Las autolesiones suelen producirse cuando la persona no puede más, cuando ha llegado al límite de sus recursos, es decir, siente la necesidad de reparar, de subsanar, de compensar, etc… Dicha conducta viene deliberada de un cúmulo de emociones desagradables (rabia, culpa, miedo, etc…), de sentimientos que no es capaz de expresar, no puede ni sabe explicar lo que le ocurre y además le está produciendo un nivel tan alto de sufrimiento que desencadena en una conducta agresiva para él/ella. Esta conducta tiende a iniciarse de manera impulsiva, sin ritual previo (aunque en algunos casos puede planificarse), ya que, si ha ocurrido y la persona siente alivio, esto quedará grabado en su memoria como recurso para la próxima vez que sienta de manera igual y/o similar y no sea capaz de saber cómo gestionar lo que está sintiendo.

Anteriormente indicaba que existen muchas preguntas que hacerse al respecto del tema que estamos abordando, al igual que podemos encontrar muchas definiciones que se ajustan a: ¿Qué es una autolesión? A continuación, mencionaré algunas de las características que podemos observar:

- Es un tipo de conducta que produce daño físico.

- No se realiza con la intención de morir.

- Se realiza en la intimidad.

- Se realiza con la intención de sentir alivio a corto plazo.

- A largo plazo produce un sentimiento de culpa intenso.

- No se obtiene solución de lo que le está ocurriendo a la persona, sólo alivio en el momento de la autolesión.

- El daño físico se esconde para que no sea visto y por consecuencia “juzgado

 

¿Por qué se producen las autolesiones?

No puedo dar una respuesta rotunda a esta pregunta, pues cuando los pacientes, en consulta de psicología infantil o juvenil, son capaces de expresar por qué se autolesionan, de hablar de lo que están sintiendo y/o viviendo, los motivos son variados. Algunos ejemplos que nos podemos encontrar son los siguientes: siento alivio, es una manera de saber que no estoy soñando, es la forma que sé para sentir alivio, no puedo más con ésta situación, es la manera que tengo para dejar de sentir el dolor tan intenso que siento por lo que me está pasando, no sé qué puedo hacer y al final me lesiono, etc…

A lo largo de la vida, estamos en un continuo aprendizaje, y desde pequeños, y más con la ayuda del psicólogo o psicóloga infantil, tenemos la capacidad de adquirir un aprendizaje orientado a identificar adecuadamente las emociones, saber expresarlas y saber gestionarlas.

Cuando este aprendizaje no se ha producido o se ha adquirido inadecuadamente, la persona no es capaz de cómo afrontar y manejar el estado emocional, lo que lleva a un caos, del que es difícil salir, pues la persona no tiene los recursos apropiados para ello. Llegando a éste extremo, es cuando la persona se produce la autolesión, adquiriendo esta vía como un recurso, por supuesto, un recurso nada apropiado para la salud y el bienestar.

¿Todas las autolesiones son iguales?

La respuesta a esta cuestión sí es clara: NO.

Las autolesiones pueden variar, tanto en su forma como en intensidad y gravedad. Pudiendo variar también en la misma persona. Es decir, no siempre la autolesión tiene porque tener las mismas características.

Considero importante hablar de las características de las autolesiones para emplearlo de forma preventiva, para que los familiares se familiaricen con los indicadores de riesgo, los conozcan, al menos superficialmente, y se pueda iniciar la intervención psicológica en estos niños o adolescentes.

Los tipos de autolesiones que nos podemos encontrar pueden ser las siguientes que citaré: cortarse, quemarse, pegarse, hacerse heridas con las uñas, ingesta de fármacos, pellizcándose, etc.

¿Cómo debemos actuar ante un indicio de autolesión?

Si percibimos en nuestro entorno a alguien que se autolesiona, normalmente será algún familiar cercano, debemos hablar con esa persona, desde la calma, a pesar de que la situación pueda ser desbordante para nosotros. Ya que, esta conducta va acompañada de un sentimiento de culpa, y la persona debe sentirse acompañada, comprendida, hacerle ver que necesita ayuda para aliviar el sentimiento que está sintiendo.

Se recomienda acudir a un profesional que valore la situación que está aconteciendo y pueda ayudar a la persona de la manera más adecuada, en el Centro ALCANZA nuestras psicólogas infantiles en Almería están especializadas en infancia y adolescencia.

Trabajo en consulta

Los objetivos dentro de la psicología infantil en la consulta con pacientes que se autolesionan se establecen según la historia del propio paciente, sus características y necesidades.

Es importante trabajar el vínculo terapéutico desde el inicio de la intervención psicológica, y más en el caso de niños, y a partir de ahí poder realizar una psicoeducación apropiada de lo que está aconteciendo en la vida del paciente, trabajar la regulación emocional, cómo gestionar la vergüenza, la culpa, etc… El fin último, es que el paciente pueda enfrentarse a las diferentes situaciones que puedan surgir en el día a día.

Si bien es cierto, cada día me encuentro más casos en la consulta de psicología infantil con esta problemática, por ello es fundamental trabajar desde la infancia una buena regulación emocional para posteriormente hacer una buena gestión de las emociones que se van sintiendo.

Me gustaría concluir estas líneas dirigiéndome a los familiares, quienes también juegan un papel importante. En muchas ocasiones, no comprenden a su hijo/a, pareja, etc…no comprenden porqué se lesionan, por qué no hablan de lo que les ocurre, por qué no piden ayuda, etc…ante esta forma de actuar el paciente se puede sentir “juzgado” y/o “castigado”, creyendo de algún modo que es la mejor forma de actuar con él/ella y que esta forma es la más apropiada para que salga de ese estado. Sin embargo, si se paran a observar, a indagar o a que un profesional les explique la función que ha podido cumplir una autolesión, se den cuenta de que no es la vía más apropiada. Esto suele ocurrir cuando no tenemos información sobre el tema, así que, desde este espacio, desde el ámbito de la psicología infantil y familiar, animo a aquellas personas que hayan vivido o estén viviendo situaciones similares, que pregunten, que se informen y que aprendan cuál sería la opción más adecuada con su familiar.

Estamos en Almería capital, en la Vega de Acá. Si tienes cualquier duda o sospechas de que un familiar pueda estar recurriendo a autolesiones, no dudes en ponerte en contacto con nuestro centro (estamos especializadas en psicología infantil y psicología adolescente en Almería), estaremos encantadas de asesorarte sobre la mejor manera de intervenir. Y recuerda: actuar a tiempo es importante.

CENTRO DE PSICOLOGÍA INFANTIL EN ALMERÍA, síguenos

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?