La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

¿Qué es el Trastorno Específico del Lenguaje?

Publicado 14/03/2021

Problemas del Lenguaje en Almería

El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), se define como una patología del neurodesarrollo, consiste en una alteración de la adquisición y en la comprensión del lenguaje.

El Trastorno Específico del Lenguaje no es una enfermedad, por lo tanto, no tiene cura, se califica como específico, por la ausencia de investigaciones que justifican que el trastorno es efecto de algún otro daño cerebral como déficit intelectual, trastorno psíquico, daño neurológico, alteración sensorial o cualquier lesión motora o de tipo socio-familiar que justifiquen las dificultades del lenguaje en niños de temprana edad, o como definen otros autores es resultado de una única alteración que se encuentra en la adquisición y el desarrollo oral del lenguaje.

Debemos apreciar que no es solo un retraso en la adquisición del lenguaje, sino que lo niños que presentan este diagnóstico continúan a lo largo de sus vidas con un patrón diferente al de su desarrollo típico. Además en etapas futuras, como en la adolescencia, pueden empeorar el pronóstico y tratamiento dejando secuelas en la edad adulta.

Sobre las características del trastorno específico del lenguaje, entendemos que puede variar de un niño a otro, dependiendo de los componentes del lenguaje que están alterados y de la gravedad de este. Son varios autores, que afirman en sus muchas investigaciones empíricas que existe una elevada heterogeneidad de sintomatología en esta población. Esto quiere decir, que no siempre afecta a las mismas áreas del lenguaje, puede afectar a la fonología, el léxico, morfosintaxis, semántica y/o pragmática.

Por la heterogeneidad mencionada es por lo que se habla de dos subtipos en la caracterización del TEL, el expresivo-receptivo y el expresivo-control, y en la comprensión de falsas creencias.

Además, estos niños tienen problemas sociales, emocionales y en muchos casos muestran conductas disruptivas debido a la incomprensión del lenguaje, estos signos de frustración dan lugar a comportamientos desafiantes, rabietas, etc.

Respecto al término de “especifico”, como contábamos anteriormente, hay distintos estudios que lo omiten, como ocurre en el actual Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-5) elimina el calificativo “específico” y aparece en la clasificación de trastornos del neurodesarrollo, como un trastorno de la comunicación, donde se incluyen las alteraciones del lenguaje, del habla y de la comunicación.

Es común que los niños que presentan TEL tengan problemas narrativos, y se ha observado que una posible razón etiológica puede estar en la funciones ejecutivas reconocidas en esta población.

La memoria de trabajo o memoria operativa, la procedimental y la temporal son otras de las características del TEL, de hecho una de las más relevantes por su estrecho vinculo con el lenguaje  muestra una capacidad de almacenamiento de información verbal deficiente, por lo que dificulta redactar historias narrativas.

También están alterados los mecanismos cognitivos como la percepción auditiva, la flexibilidad de control, la velocidad y las habilidades de planificación para realizar relatos. Este problema es tratado a través de apoyo visual con secuencias con dibujos y con esquemas.

La atención temprana como hemos visto tiene un importante papel en el TEL, en su identificación como seria su intervención cognitiva para prevenir situaciones desventajosas como es la ausencia del lenguaje.

Con la ayuda del artículo colgado con anterioridad, sobre la atención temprana en Almería, se entenderá mejor esta especialidad sobre el conjunto de intervenciones dirigidas a la detección precoz, con el objetivo de resolver cualquier necesidad que presenta el menor con trastornos en el desarrollo o con riesgo a padecerlos.

 

 Intervención en el Trastorno Específico del Lenguaje.

En la intervención con niños con diagnóstico trastorno especifico del lenguaje, el psicólogo infantil trabaja con una variedad de técnicas de enseñanza con un bajo nivel de intrusión, uno de los modelos más actuales esta basado en la naturaleza, pero es necesario añadir que no existe una única intervención válida, hay otros modelos más directos o enfocados al trastorno que emplean programas más exactos y estructurados, otros enfoque más funcionales donde se centra en la iniciativa del menor, centrándose en los contextos y la comunicación que mantiene con el adulto o enfoques formales, donde el psicólogo infantil fomenta el trabajo individual en situaciones más limitadas continuando una secuencia que se inicia por la comprensión y continuando con la imitación, expresión controlada y la generalización.

Una de las áreas más importantes que deben ser tratadas por el psicólogo infantil son las funciones ejecutivas, un constructo dentro de la psicología que reúne distintos procesos cognitivos que aceptan la capacidad de control y la disposición de la conducta del niño. Entre las funciones ejecutivas más destacadas está el autocontrol, la memoria de trabajo, organización, planificación, resolución de problemas, flexibilidad cognitiva y las habilidades para un enriquecido aprendizaje.

Otra de las capacidades alteradas en el TEL es la atención sostenida y el fallo en la detención de estímulos. El psicólogo infantil trabaja los problemas que presentan en tareas como aparear, identificar acciones, categorizar, en procesos sensoriales y en algunos casos en ejercicios motores. Todo ellos, por la pobreza en la ejecución de tareas o la incapacidad de seguir reglas sencillas.

Todo esto pone de manifiesto la heterogeneidad en el TEL a nivel sintomático, y la necesidad de elaborar programas de intervención y atención temprana específicos adaptados al niño y con un enfoque multidimensional. 

Una de las últimas cuestiones que se están planteando los investigadores sobre los niños con este diagnostico, es por qué a pesar de las intervenciones que se hacen en el lenguaje no mejoran. La respuesta a esta cuestión parece ser que es por la necesidad de introducir en el tratamiento materiales cognitivos y neuropsicológicos para poder ampliar el tratamiento terapéutico

Según la guía de los trastornos específicos del lenguaje, (2014) y otros autores, una de las principales reglas con las que se trabaja con niños con TEL, es que todo debe ir con un apoyo visual para facilitar la comprensión.

Todo ello, será representado por pictogramas. Además, las terapias en la población infantil se realizan a través del juego para que le sean las sesiones más dinámica, con reforzadores del agrado del niño y teniendo en cuenta las propias experiencias del menor.

En el Centro Alcanza somos especialistas en tratar cualquier problema del lenguaje en Almería, nuestras psicólogas infantiles, logopedas y demás expertas en atención temprana en Almería se adaptarán a las necesidades de cada familia personalizando las terapias y poniendo a disposición del menor materiales que sean de su interés. Nuestras psicólogas infantiles en Almería estarán encantadas de resolverte cualquier duda en nuestro teléfono 657505480.

 

CENTRO DE PSICOLOGÍA INFANTIL EN ALMERÍA, síguenos