La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Apoyo psicológico infantil y familiar durante el confinamiento

Publicado 15/04/2020

Sabemos que estos días vivimos situaciones difíciles, llevamos ya un mes en casa, viviendo unas circunstancias difíciles de aceptar a nivel emocional. Ya sabéis que todo el equipo de profesionales del Centro ALCANZA Almería (psicólogas infantiles, logopeda, nutricionista y fisioterapeuta pediátrica) siempre intentamos cuidaros así que en esta época no podía ser menos. Desde el área de psicología infantil, nuestra psicóloga especializada en niños y en atención temprana, nos da hoy unos consejos muy útiles para el bienestar psicológico y emocional de vuestros hijos e hijas.

Es normal que los encontremos más demandantes de nuestra atención, con más enfados, más tristes, más miedosos, u otros problemas conductuales, emocionales o psicológicos dependiendo de la edad. Aunque vosotros en estos días tampoco os encontréis anímicamente bien, es necesario que intentéis obtener aún más paciencia y mucho amor para dedicarle a ellos, por que lo que están transmitiendo a través de conductas a lo mejor poco adaptativa o poco deseadas, es que os necesitan.

Así que desde el área de psicología infantil del Centro ALCANZA Almería nuestra psicóloga os quiere dar unas estrategias para poder llevar esta situación lo mejor posible:

Lo primero quizás sea entender la situación, esto nos cuesta un poco a todos, imaginaos como le puede costar entenderlo a ellos, afortunadamente se han creado muchos recursos mediante cuentos o vídeos adaptando la información a la edad del niño.

Ellos no deberían tener un exceso de información, igual que los adultos debemos estar informados, aunque no sobreinformados, ellos no deben estar expuestos a estas noticias todo el día, ya que, si no de este modo pueden habituarse a conceptos no adecuados a su edad, que afecten a su salud psicológica y emocional, o por el contrario incluirlo como algo normalizado. También puede ocurrir el efecto contrario, que en el niño surja una sensación de miedo, que seguramente la vais a ver manifestada, entre otras cosas, por una mayor dependencia de vosotros. Validar y acompañar a vuestros hijos en estas emociones, explicarles que el miedo es una emoción normal y necesaria, pero que no tienen por qué tenerlo, porque ellos están protegidos, por los valientes que están siendo, que cumplen perfectamente lo de estar en casa, y por qué vosotros su familia también los protegéis. Esto le supondrá un apoyo a nivel psicológico y emocional.

Una estrategia básica tanto en psicología infantil como en atención temprana es establecer rutinas. Estos horarios o planificaciones funcionan mejor cuando hacemos participes a los niños, que ellos sean participes de su realización, pueden hacer dibujos de las actividades, escribirlos ellos mismo, o ponerlo bonito, pero, aunque lo hagamos entre todos, la planificación la debéis hacer los padres adaptadas a vuestras rutinas y vuestras necesidades.

Algunos trucos que podéis utilizar:

Si tienen tareas escolares es mejor realizarlas a primera hora de la mañana, después de desayunar, en esa hora los niños están más predispuestos y con mayor atención, tampoco podemos pretender que realicen una jornada escolar en casa, ya que el niño no va a generalizar el rol del trabajo al 100x100 en casa. Además, tenemos también que tener en cuenta la situación de cada casa: que los papás estén teletrabajando, trabajando en casa, uno trabajando en casa y otro fuera. Así que el horario de tareas por las mañanas se adaptara también a la situación familiar en la que os encontréis. Recordar que los periodos atencionales en los niños son reducidos, y que si los tenemos mucho tiempo haciendo tareas, deberemos marcar descansos, estos descansos no será ir a ver la tele, ya que esto nos llevará a descansos muy largos y a problemas a la hora de volver a la actividad, si no que los descansos pueden ser mirar por la ventana, ir a beber agua, recorrer el pasillo, etc.

A nivel de salud psicológica en estos días un aspecto importante es diferenciar también la semana del fin de semana, el fin de semana toca dedicarlo a más tiempo de ocio. y no debería estar aquí presentes las tareas escolares, igual que no ocurría en su rutina anterior. Igual que os decimos esto, es también beneficioso vestirse con ropa de calle, para diferenciar el día donde nos debemos mantener activos y realizando actividades de la noche. Esto también va a dar un punto de normalidad a la situación.

Otra cosa para incluir en sus rutinas diarias es incluir a los hijos en las tareas en el hogar. Es muy buena idea que los niños colaboren en ellas, mejoran su salud psicológica, su autonomía, se sienten útiles, y por tanto mejora su autoestima. Las tareas se deben adecuar a las edades de los niños, incluso cuanto más pequeños más predisposición tendrán. Si son muy pequeños, en edades de atención temprana, sus tareas serán únicamente recoger sus juguetes, tirar su pañal, meter la ropa sucia en el cesto, recoger su vaso y plato. Una cosa que si les encantan a casi todos es colaborar en la cocina, y es algo que pueden hacer bajo supervisión de un adulto, y adaptando actividades a la edad de los niños, pueden desde tirar residuos, a pelar verdura con un pelador, hacer masas, remover, etc. Si vuestros hijos son mayores, quizás os cuesten más trabajo que colaboren en casa, sobre todo si no lo hacían antes del confinamiento, recordad que, en este caso, no pueden pasar de no hacer nada a asumir muchas obligaciones, si no que habrá que ir añadiéndolas gradualmente.

Es importante que en este tiempo, no se abusen de las nuevas tecnologías, está demostrado en la psicología infantil, que un niño que pasa muchas horas al día, con tele, tablet, móvil, etc. Es un niño que no desarrolla la imaginación, y pierde el juego, que tan importante es en estas etapas. Tienen que tener acceso a estas tecnologías pero sería positivo que estén marcado el tiempo de inicio y sobre todo el tiempo en la que terminan estas actividades. En la psicología infantil funcionan bien, si las establecemos detrás de rutinas que les cueste realizar a los niños, a modo de refuerzo natural.

Utilizad también estas tecnologías para mantener el contacto con amigos, abuelos, familia, etc. y que el niño mantenga el contacto social y familiar.

Para chicos más mayores, más cerca de la adolescencia va a ser aún más necesario, aquí va a ser seguramente periodos más largos, y lo único en estos casos tener en cuenta que no interfiriera con el resto de rutina familiar.

 

Otra parte muy importante que vemos los psicólogos infantiles, es la energía que tienen los niños, esta energía deben gastarla, además es necesario que aparte de cuidar su salud psicológica continuemos desarrollando su motricidad. Cuando son casas más grandes con patio, terraza, etc. es más fácil darle salida a esta energía que posee el niño, en casas pequeñas, pisos, donde hay que respetar también el descanso de los vecinos debemos de tirar de imaginación para este gasto de energía. se puede jugar a fútbol con calcetines enrollados, jugar al baloncesto con una papelera y bolas de papel, podemos hacer juegos tradicionales: tipo rayuela, hacer circuitos de obstáculos, por supuesto actividades como bailar

Otro aspecto a tener en cuenta, que inunda las consultas de psicología infantil, y más en estos tiempos, son los conflictos entre hermanos. Quizás tengamos que crear nuevas normas de convivencia, o adaptar las antiguas. Anticipar que consecuencias sucederán si existen ciertas actividades negativas por parte del niño, por ejemplo, en caso que pegue a su hermano. Recordad que tanto los expertos en atención temprana como los psicólogos infantiles siempre recomendamos que, en la educación de los hijos, funciona mejor reforzar buenos comportamientos que castigar los malos. Quizás en esta situación nos estemos dando cuenta de los importante que son para ellos los refuerzos sociales, y los refuerzos naturales, y el gran refuerzo que somos nosotros como padres.

Debemos mantener un poco de coherencia en las nuevas rutinas:

-          Debemos seguir manteniendo una alimentación diaria saludable, llena de frutas y verduras, y no abusando de productos poco nutritivos. También seguir manteniendo unos horarios de comidas, y no estar picoteando durante todo el día.

-          Debemos mantener una rutina adecuada, por tanto, debemos respetar en la medida de lo posible su hora de dormir habitual, sobre todo pensando cuando toque volver a la normalidad, y por qué un niño que no descansa lo suficiente es un niño enfadado.

A nivel emocional es otro aspecto que nos preocupa mucho a los padres y muy importante en la psicología de los niños, si observáis que se encuentran tristes, veis que no tienen ganas de hacer cosas es conveniente que expresen este estado emocional, a veces a los niños les cuesta expresarlo con palabras, pero funcionan mejor cuando lo escriben o lo plasman, puede servir hacer un cuento, una carta, un dibujo, un comic. también podemos realizar un diario de actividades.

Si por desgracia en la familia, hay algún familiar enfermo, debemos tener especial cuidado en la información que el niño recibe, y que sea siempre adaptada a su edad. Si veis que el niño se encuentra muy mal, recordar que la atención terapéutica y psicológica del Centro a nivel de terapia continua funcionando de forma online.

Esperamos que estos consejos que os damos desde el Centro ALCANZA Almería os resulte de utilidad para la salud familiar y psicológica de vuestros hijos e hijas. Ya sabéis que nuestro equipo de profesionales, psicóloga infantil, logopeda, nutricionista, fisioterapeuta infantil y nuestra experta en atención temprana, continuamos a vuestra disposición en estos momentos vía telemática y recordad que pronto nos volveremos a ver en nuestras instalaciones de la calle Regaliz en la Vega de acá, Almería (junto al parque de las familias).

 

CENTRO DE PSICOLOGÍA INFANTIL EN ALMERÍA, síguenos