La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Disfemia infantil.

Publicado 12/09/2018

Disfemia infantilDisfemia infantil

Desde el área de logopedia y fonoaudiología del Centro de Desarrollo Infantil Alcanza queremos informar sobre la alteración del lenguaje más común en la edad pediátrica, la disfemia.

La disfemia o tartamudez es un trastorno del ritmo del habla que se caracteriza por frecuentes repeticiones o prolongaciones de sonidos, sílabas y palabras. La persona sabe lo que quiere decir, pero el discurso queda interrumpido de manera involuntaria, lo que puede generar: estrés, inseguridades o baja autoestima.

 

Entre las causas más comunes de disfemia encontramos:

-          Causas genéticas

-          Sexo

-          Causas psicolingüisticas

-          Causas traumáticas

 

Y según los errores más habituales del habla se puede clasificar en:

- Disfemia clónica: repetición compulsiva de silabas o palabras.

- Disfemia tónica: paralización o espasmos que causan interrupciones o habla entrecortada.

- Disfemia Tonoclónica o mixta: combinación de las dos anteriores con predominancia de una sobre otra.

 

Centrándonos en la infancia, la detección temprana es fundamental para ayudar al pequeño a desarrollar herramientas que le ayuden a desenvolverse en su entorno y en su vida diaria, por ello, es conveniente realizar una consulta preventiva con un logopeda y si es necesario comenzar el trabajo de logopedia conjunto con psicólogos o psicopedagogos. Lo peor que se puede hacer es esperar, ya que cuanto más cerca del inicio del síntoma se intervenga, mejor será el resultado. Asimismo, también será necesario el esfuerzo conjunto y coordinado del entorno familiar, social y escolar del pequeño/a para ayudar a la mejora de esta dificultad del lenguaje.

Es habitual que los niños pequeños, entre los 2 y 5 años, no tengan una fluidez total hasta que consiguen aprender a organizar su lenguaje. Por ello, hay diferentes métodos de diagnóstico que permiten al logopeda a diferenciar los errores normales de la fluidez, con las expresiones indicadoras de una tartamudez.

 

-          Disfluencias normales o típicas:

  • Vacilaciones
  • Reformulacion de las oraciones
  • Una o dos repeticiones de toda la palabra o la frase
  • Interjecciones
  • Muletillas

-          Disfluencias anormales o atípicas

  • Repeticiones de sonidos y silabas
  • Mas de dos repeticiones de palabras cortas
  • Alargar un sonido durante varios segundos
  • Bloqueos o interrupción del flujo de aire
  • Silencios tensos entre palabras
  • Tensión y movimientos asociados del cuerpo

Todas estas dificultades no tienen porque aparecer al mismo tiempo ya que cada niño tiene sus propias características.

A partir del diagnóstico del profesional de logopedia, se pueden implantar dos tipos de tratamiento/intervención para restablecer la fluidez antes de que las estructuras del lenguaje se consoliden con disfluencias:

-          Tratamiento indirecto: los padres seguirán una serie de pautas marcadas por el logopeda.

-          Tratamiento directo: el logopeda trabajará directamente con el niño marcando una serie de objetivos y desarrollando técnicas de control del habla.

 

Además, los padres son una parte esencial en la terapia. Deben aprender cómo manejar el problema y cómo actuar y hablar con el niño.

Si el niño ha desarrollado conductas asociadas, pensamientos y sentimientos negativos, evitación, dificultades de relación social o baja autoestima, es necesario abordar también estas aspectos, bien en terapia de psicología, o como en el caso de nuestro Centro con un equipo multidisciplinar que guíe a la familia en estos aspectos.

La duración del tratamiento puede variar según el caso y NUNCA se debe interrumpir el tratamiento bruscamente, es necesario hacer un seguimiento de la evolución y prevenir posibles recaídas.

Desde nuestro centro multidisciplinar de desarrollo infantil “Alcanza” estaremos encantados de ayudarles y orientarles ya que somos expertos en este ámbito.

LA “R” Y SUS PROBLEMAS DE PRONUNCIACIÓN EN LOS NIÑOS

Publicado 30/08/2018

Logopedía infantilLogopedía infantil

Desde el área de logopedia y fonoaudiología del Centro de Desarrollo Infantil Alcanza queremos ayudar a esos padres que se encuentran preocupados por los problemas que tienen sus hijos para pronunciar el fonema /r/ simple o múltiple (suave o fuerte).

A este trastorno se le llama rotacismo y se encuadra dentro de las dislalias selectivas (trastorno en la articulación de los fonemas en el lenguaje, en este caso de la /r/). Los logopedas siempre comentamos, que no hay que preocuparse si el niño o niña es menor de 5 años de edad, ya que los fonemas se van a ir adquiriendo de forma gradual y hay algunos niños que tienen más dificultad que otros en dicho aprendizaje. La /d/ y la /z/ junto con la /r/ son los fonemas más complicados de pronunciar para los menores, por eso son los últimos en adquirir, porque necesitan más práctica para su perfecta pronunciación. Aunque en la mayoría de los casos se trata de un problema pasajero, si pasados los 4 ó 5 años de edad el niño aún no pronuncia bien la /r/, hay que empezar a preocuparse y ponerse en manos de un profesional, un logopeda, en este caso un logopeda infantil, para poder saber cual es el origen del problema y empezar el tratamiento de logopedia correspondiente.

Según el punto y modo de articulación, hay varios tipos de rotacismo: Rotacismo interdental, bucal, velar, uvular o labial (poco frecuente).

¿Por qué existen problemas en algunos niños a la hora de pronunciar la /r/?

El rotacismo no es un retraso psicológico ni cognitivo, las causas principales pueden ser dos: un problema físico o una mala postura a la hora de soltar el aire. Si se trata de un problema físico, este puede estar en diferentes zonas de la boca del niño, los más comunes son en el frenillo, en el paladar, etc… Si se trata de una mala postura en la pronunciación (motivo más frecuente del rotacismo) hay que tener en cuenta que la /r/ es un fonema vibrante lingual-alveolar sonoro. Se produce con los labios separados y extendidos con la lengua hacia el paladar. Los bordes de ambos lados de la lengua se apoyan en la parte interior de los molares superiores no dejando salir el aire por los lados y la punta toca la parte alveolar superior creando un cierre completo y momentáneo del canal articulatorio. El aire se mantiene entre la lengua y el paladar. Al emitir la /r/, la lengua se separa rápido y con repeticiones del paladar provocando la vibración.

El logopeda, debe encontrar donde se encuentra el problema antes de empezar su tratamiento, ya que el trabajo con el menor será diferente dependiendo del origen del problema. El tratamiento en menores es efectivo en 99 de cada 100 niños. Las terapias que se llevan a cabo para solucionarlo son de reeducación del punto y modo de articulación del fonema, para ello el logopeda trabajará la lengua, la respiración y diferentes músculos de la cara.

Es importante acudir al logopeda infantil para solventar el problema antes de que el niño empiece a leer y escribir, o como muy tarde en el momento del aprendizaje para que no se produzca ningún tipo de retraso en el menor. El Centro de desarrollo infantil Alcanza es un Centro multidisciplinar, por lo que no solo trabajaremos desde el área de logopedia y fonoaudiología, también desde el área de psicología infantil y atención temprana pueden tratar cualquier problema de autoestima que pueda ocasionar en el niño la mala pronunciación de la “r”.

Efecto del castigo físico en problemas de conducta

Publicado 29/08/2018

Artículo de Psicología InfantilArtículo de Psicología Infantil

Desde el área de psicología infantil y atención temprana del Centro de Desarrollo Infantil Alcanza, queremos orientar a las familias y en especial a los padres y madres de la mala elección que supone usar el castigo físico en los problemas de conducta infantiles. ¿Quién no ha escuchado alguna vez eso de “una bofetada a tiempo”?. Hasta hace pocos años la educación se aplicaba de forma estricta, desde una clara autoridad del adulto sobre el menor.

A raíz de estudios e investigaciones realizadas, los psicólogos infantiles venimos advirtiendo de las consecuencias negativas que tiene este tipo de educación sobre los niños y de los pocos resultados positivos que se obtienen aplicándola, actualmente se sabe que la mejor forma de educar a nuestros hijos es desde las emociones, y a través del refuerzo positivo.

 

A continuación os detallamos las consecuencias de usar el castigo físico con nuestros hijos:

1 Estamos normalizando la violencia en la resolución de problemas

Si usamos la violencia con nuestros hijos, les estamos mandando un mensaje claro: la violencia es algo que pueden usar en su día a día como medio de resolver los problemas que se les van a ir presentando, acabarán interiorizándola y normalizándola. Siendo violentos con nuestros hijos les estamos enseñando un modelo de conducta violento, la violencia lleva a más violencia y nuestros hijos son perfectos imitadores de conductas, es mucho más importante para su educación como se comportan sus padres que los consejos que estos puedan darles a lo largo de su infancia.

Con el castigo físico decimos lo que está mal pero no lo que está bien. No ofrecemos alternativa, por esto, no es un método constructivo porque el niño no sabrá que hacer la próxima vez para no ser castigado en una situación similar

 

2 El niño dejará de confiar en sus padres

Si el niño aprende que cuando haga algo mal la consecuencia será el castigo físico, empezará a pensar que será mejor ocultar información a los adultos (pérdida de confianza) para no recibir este tipo de castigos que le proporciona dolor, sufrimiento etc…

De ahí la importancia que le damos los psicólogos infantiles al refuerzo positivo, del que hablaremos después.

 

3 Miedo a los padres

Al hacerse algo normal el castigo físico en la relación padre e hijo, el menor empezará a sentir miedo al adulto, miedo a sus reacciones ante un mal comportamiento. La violencia normalizada en las relaciones padres e hijos hace empeorar la estabilidad psicológica del menor.

 

4 Autoestima baja

Cuando el uso del castigo físico es prolongado el niño empezará a perder autoestima. Cuando se castiga, ya sea físicamente o no, y no se refuerzan de forma positiva las conductas positivas del menor estamos minando la autoestima del niño y poco a poco se empezará a sentirse inferior, infravalorado y acabará aceptando que es merecedor de esos castigos (indefensión aprendida). Este es uno de los principales motivos del uso del refuerzo positivo(importantísimo en todos los aspectos de la psicología infantil) como herramienta para cuidar la autoestima del menor.

 

5 Le enseñamos que el más fuerte siempre gana

Le estamos enseñando una escala de valores injusta, el fuerte siempre tiene la razón y el débil no. Este modelo de educación es muy peligroso para la escala de valores del niño, siendo perjudicial, por ejemplo, para la idea de justicia que adquiera el menor y para el resto de relaciones con la sociedad.

 

6 No es un método constructivo

Con el castigo físico decimos lo que está mal pero no lo que está bien. No ofrecemos alternativa, por eso, no es un método constructivo, porque el niño no sabrá que hacer la próxima vez para no ser castigado en una situación similar. Lo único que hacemos usando el castigo físico es aumentar la confusión del niño al no darle recursos para poder mejorar en ocasiones venideras.

 

Hoy en día la psicología infantil recomienda otro tipo de modificadores de conducta mucho más sanos y sin repercusiones negativas, como la retirada de atención ante conductas negativas  y el refuerzo positivo de las buenas conductas del niño.

Desde el área de psicología infantil y atención temprana del Centro de desarrollo infantil Alcanza os recordamos que ante problemas de conducta o situaciones complicadas de comportamiento en los niños, es recomendable acudir a un profesional, un psicólogo especializado en infancia y queremos dejar claro que el castigo físico no es una solución recomendable por  sus efectos secundarios negativos y su falta de efectividad.

Recordad que somos un centro multidisciplinar y además de los problemas mencionados anteriormente, también os podemos ayudar en logopedia, terapia ocupacional, fisioterapia pediátrica o pediatría.

 

 

Feliz día de los Abuelos

Publicado 26/07/2018

Desde el Centro de Desarrollo Infantil y Atención Temprana, queremos agradecer la labor de los abuelos, esos pilares fundamentales en la vida de nuestros niños y niñas.

Tenemos tanto que agradecerles, sin ellos no estaríamos aquí

¡Feliz día de los abuelos!

Feliz día de los abuelosFeliz día de los abuelos

Lea toda la publicación »

Beneficios del Porteo en Bebés

Publicado 20/06/2018

Nuestra Terapeuta Ocupacional nos informa de los beneficios del porteo, si quieres saber más, apúntate el martes 17 de julio en el Centro Alcanza, al taller de porteo que realizará nuestra Terapeuta, y resolverá todas vuestras dudas desde el punto de vista de la Terapia Ocupacional.

 

Los beneficios del porteo son múltiples:

 A nivel de desarrollo físico del niño, previene y favorece la mejoría de la luxación congénita de cadera o la displasia de algunos bebés.

El porteo respeta la fisiología del niño manteniendo las caderas en abducción y flexión y la columna vertebral en ligera flexión.

 También se ha comprobado que evita la plagiocefalia, que es una deformidad de la cabeza que se produce en los primeros meses de vida del niño debido a malas posturas mantenidas durante mucho tiempo.

Fortalece los músculos de la espalda del niño y favorece el aprendizaje del lenguaje y la socialización al estar el bebé constantemente estimulado. Se recomienda en niños prematuros porque regula la temperatura corporal y las constantes al estar piel con piel.

Para los padres también tiene beneficios, ya que deja los miembros superiores libres para poder realizar con mayor facilidad las tareas del día a día. Al llevar al bebé pegado al cuerpo, se acerca más al centro de gravedad y se reparte mejor la carga, lo que evita dolores y lesiones de espalda.

PRECAUCIONES:

• Hay que llevar al bebé a la altura del pecho.

• Se debe respetar su posición natural.

• Hay que tener especial cuidado con las sujeciones de la cabeza del bebé si va erguido y si es menor de 6 meses.

• El portabebés debe ser homologado y ergonómico.

• Se debe ajustar punto por punto al cuerpo del niño y no al contrario.

• Debe adaptarse al crecimiento y desarrollo psicomotor del niño.

• No se recomienda que el niño sea porteado en posición de cuna al ser muy peligroso. Puede ser que el bebé haga doble mentón, cerrando las vías aéreas e impidiendo el paso del aire a los pulmones.

• El portabebés debe ir siempre mirando al porteador, para mantener la curvatura natural de la columna y las caderas en la posición adecuada.

• La postura de ranita evita el reflujo en los bebés, favorece la eliminación de gases y el tránsito intestinal debido a la gravedad y al movimiento.

• El peso del niño ha de estar bien repartido. El niño debe ir sentado y contenido por toda la tela. Hay que prestar atención a que vayan sentados y no “colgados”. Si van colgados, se ejerce mucha presión sobre los genitales, que resultará molesto e incluso doloroso para los niños. Deben ir sentados y con la espalda bien apoyada para ir relajados.

• Se debe prestar atención al tipo de tela, los componentes y los tintes.

CONCLUSIONES.

El porteo en niños tiene muchos beneficios, y desde la Terapia Ocupacional se recomienda su uso. Hay que recordar que los niños siempre han de ir orientados al porteador y con las vías aéreas despejadas y visibles. Las caderas las deben llevar en posición de rana, es decir, las rodillas más altas que la cadera, formando una M.

Beneficios del Porteo desde la Terapia OcupacionalBeneficios del Porteo desde la Terapia Ocupacional

TALLERES DE VERANO

Publicado 08/06/2018

En el Centro de Atención Temprana y Desarrollo Infantil ALCANZA pensamos que el verano, no es únicamente tiempo de playa y diversión, si no que también es tiempo para AVANZAR por eso hemos programado estos talleres para el disfrute y aprendizaje de toda la familia. 

Con múltiples temas (deglución atípica, cólico del lactante, inteligencia emocional, masaje infantil, tartamudez, estrategias sensoriales para TDAH, entre otros) tratados desde diferentes disciplinas: fisioterapia pediátrica, terapia ocupacional, logopedia y psicología, esperamos que disfrutéis tanto como nosotras organizándolos.

¡OS ESPERAMOS!

Día mundial de la Nutrición

Publicado 28/05/2018

Hoy es el día mundial de la nutrición, la nutrición es básica para la vida y está presente todos nuestros días, es la base de la salud; por eso en el Centro de Atención Temprana y Desarrollo Infantil ALCANZA, trabajamos para que se creen rutinas en el niño o niña desde pequeño, y se creen así adultos saludables, con sanas rutinas diarias. Feliz día para todas las nutricionistas, y en especial para nuestra compañera.

Nutrición InfantilNutrición Infantil

Curso de Terapia Ocupacional

Publicado 27/05/2018

 

Terapia OcupacionalTerapia Ocupacional

Este fin de semana ha sido muy movido a nivel de formación para nuestro Centro, y es que nuestra Terapeuta Ocupacional se ha desplazado hasta Granada, para un curso de Integración de Neurodinámica en Neurorehabilitación, con Tania Romeu (instructora de INN Concept y Terapeuta Ocupacional)

Ha sido un curso muy interesante y productivo, seguro que nuestra Terapeuta Ocupacional  aprovechará al máximo su aprendizaje para su práctica diaria.

 

Formación en Logopedia

Publicado 26/05/2018

 

LOGOPEDA INFANTILLOGOPEDA INFANTIL

Este fin de semana nuestra logopeda se traslada hasta Valencia para continuar con su formación, con el curso Voice Clinical Systems, de la mano de Roberto Fernández Baillo, Doctor en Biomedicina y Logopedia.

En el Centro Alcanza, centro de Atención Temprana y Desarollo Infantil, la formación continua es primordial. ¡Nos encanta seguir formándonos para nuestro trabajo diario!

La importancia de gestionar bien las emociones

Publicado 21/05/2018

Nuestra compañera psicóloga, especialista en inteligencia emocional, nos presenta este interesante artículo sobre la importancia de gestionar bien las emociones, es un artículo precioso que seguro disfrutáis:

 

 Inteligencia EmocionalInteligencia Emocional

Cada vez somos más conscientes de la necesidad e importancia, para la salud mental, de realizar una buena gestión emocional. ¿A qué me refiero? ¿A tener siempre emociones agradables y que las desagradables dejen de existir? No, ya que son importantes tener y expresar tanto las emociones agradables como desagradables. A lo que me refiero es al saber tener en cada momento la dosis adecuada de dicha emoción. Por ejemplo, sería muy adecuado tener miedo si estamos ante una serpiente venenosa y nos está acechando. Lo que no sería quizá tan adecuado es sentir la misma intensidad de miedo si estamos ante una serpiente de juguete. Por ello, es fundamental identificar qué emoción se siente ante un acontecimiento determinado.

Y si ahondamos un poco más, sobre el sentir… ¿Cuántas veces habéis escuchado decir a un niño/a o adolescente?: “es que el profesor/a me tiene manía y me suspende los exámenes” ¿Qué emoción tiene el niño/a o el adolescente hacia ese profesor/a o incluso hacia esa asignatura en concreto? Por ello, es importante saber qué emoción siente la persona que se expresa con este tipo de frases, porque seguramente sienta rabia o asco, y dichas emociones no son agradables para afrontar con éxito una asignatura. Desde la psicología infantil, os recomendamos que ese niño/a debería identificar la emoción que siente, y si no es ajustada a la situación, sino que más bien es perjudicial, debería realizar una buena gestión e instalarse en otra plataforma emocional más adecuada.

Como sabemos, las emociones las podemos dividir en agradables y desagradables. Es fundamental saber identificar qué emoción se siente ante determinado momento. Volviendo al ejemplo anterior, si un niño siente rabia o asco a la hora de ponerse a estudiar un examen, difícilmente lo hará correctamente y además, es muy probable que emplee más tiempo del necesario. ¿Cómo podemos ayudarle? Tanto desde la escuela como desde casa. Desde la escuela se puede transmitir curiosidad por una asignatura, hacerles ver que se les comprende y ayudarles en aquellos aspectos que necesiten. Desde casa, observar, hablar, sentir, que es lo que está sintiendo, qué necesidades necesita cubrir para ayudarle a cubrirlas y muy importante, mostrarles las diferentes emociones que se pueden sentir y enseñarles a gestionarlas. Como sabemos, no siempre estamos en alegría. Si aún así, es dificil gestionar diferentes situaciones del día a día con el niño/a, sería recomendable acudir a un psicólogo infantil que os ayude a guiaros en este proceso, en el Centro ALCANZA contamos con profesionales especializados en infancia.

Fundamental, como padres y madres, evaluar que emoción tiene nuestro hijo/a, no sólo ante el estudio, como se ha mencionado anteriormente, sino en todos los aspectos de la vida. En ocasiones, nos dejamos llevar por nuestra emoción de rabia porque no hace las tareas, no estudia, no anota las tareas en la agenda, etc… Sin pararnos a observar, qué es lo que realmente le está ocurriendo, porque quizá no es que sea irresponsable, vago/a, mal estudiante, en ocasiones lo que ocurre es que no realiza una buena gestión emocional de la situación, incluso, debemos observar si lo que le ocurre es que no comprende las diferentes actividades, si tiene problemas a la hora de relacionarse con sus compañeros o muestra timidez a la hora de preguntar las dudas en clase o si hay algún otro tipo de dificultad.

¿La mejor manera de ayudar a gestionar las emociones?

  1. Conocer las diferentes emociones
  2. Saber cómo las gestiono
  3. Si observo que no las gestiono acertadamente, mejorarlo
  4. Transmitirle a nuestro hijo/a todo este conocimiento.

¿Qué preguntas me puedo hacer para comprenderlo mejor?

  1. ¿Qué emoción tengo ahora ante la actividad que debo desarrollar?
  2. ¿Esa emoción es adecuada para abordar la situación correctamente?
  3. ¿Qué emoción será la más acertada?
  4. ¿Cómo me siento al haber gestionado la emoción de esa forma?

Si a pesar de estos consejos, no conseguís que vuestros hijos/as realicen una buena gestión emocional, y eso lleva a problemas de conducta o de relación familiar, debéis contactar con un profesional que os ayude en este proceso. En el centro ALCANZA, estaremos encantados de ayudar a la mejora de vuestro clima familiar.