La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La logopedia cuida la voz de sus niños

Publicado 29/04/2018

Logopedia: Cuidando la voz de los niñosLogopedia: Cuidando la voz de los niños

 

Nuestra compañera logopeda nos presenta este interesante artículo sobre el cuidado de la voz en los niños.

La logopedia realiza el tratamiento de voz con los más pequeños, es una intervención completamente diferente a la realizada con los adultos, es otra forma de abordar la intervención.

El logopeda, es el encargado de tratar las alteraciones de la voz (disfonía o afonía). Es desde la logopedia, donde se averigua los posibles malos hábitos vocales del menor, su respectiva evaluación, además de dar unas pautas a la familias en el modo de comunicación para la mejora de voz del peque.

 

El logopeda ofrece a la familia nuevas formas de comunicarse, escuchar, dialogar buscando un nuevo uso de la voz, a través de una reeducación vocal.

 

Antes de intervenir, un buen profesional de la voz debe de conocer todo sobre el niño, incluso las prácticas deportivas que realiza, pues puede influir en su calidad de la voz. Por ejemplo, jugando al fútbol, muchos niños cuando piden el balón tienden a gritar, provocando un sobreesfuerzo de la laringe. Esto lo podríamos sustituir con un silbido o simplemente levantando la mano.

 

A continuación, os dejo algunas de las pautas en las que se puede trabajar en caso de disfonía infantil, son las siguientes:

 

No hablen en ambientes ruidosos. ¿Cómo solucionarlo? Hablando de frente, cara a cara, articular más de lo habitual y hablar lento para evitar repetir.

Hidratarse correctamente bebiendo dos litros de agua diarios. ¿Cómo lo hago? Tenga siempre en mano una botellita de agua para ir al colegio, a clases extraescolares, o para hacer deporte.

Evitar irritantes laríngeos. ¿Qué son estos irritantes? El humo, los consumidores de tabaco cercanos, ambientes secos y áreas polvorientas.

Evitar carraspear o toser. ¿Por qué lo sustituyo? Tragamos saliva, beber agua a sorbos pequeños, provocar el bostezo.

Descansar bien. ¿Cómo? Durmiendo 8 horas diarias siendo respiradores nasales. Si dormimos con la boca abierta, las cuerdas vocales se resecarán.

Usar suero fisiológico para limpiar de forma adecuada las fosas nasales.

Respiración costo-diafragmática. La voz encuentra su mejor funcionamiento con una correcta respiración, tomando suficiente aire en las pausas y cogiendo el aire desde la barriga y procurando no llenar el pecho.

Cuidado con las comidas picantes.

No tomar bebidas excesivamente frías (evitemos los hielos).

Mantener la cabeza y los pies secos, los enfriamientos son provocados, e muchos casos, por dichas causas.

No chupar caramelos de menta si hay irritación de garganta, sino cítricos, malvavisco o regaliz. Los caramelos de menta resecan mucho las cuerdas vocales. Inicialmente, la sensación que te dan es de frescor y alivio, pero no se segrega saliva, por lo que la garganta se reseca más. Las cuerdas vocales deben estar muy hidratadas para que estén en buen estado. Si vas a tomar un caramelo, tómalo mejor de fresa, limón, miel… Los caramelos ácidos harán que segregues más saliva, se te resecará menos la garganta y será mejor para tu voz.

Favorecer el canto como forma de expresión y de experiencia artística. Evitar la distorsión vocal como juego e imitación de voces cantadas alejadas de sus posibilidades vocales.

Estar atentos a sucesos alérgicos o catarrales que no reciban una buena asistencia y tratamiento médicos, pudiendo alargarse demasiado en el tiempo y, por lo tanto, entorpecer la evolución del tratamiento de la disfonía.

 

Desde el Centro de Atención Temprana y Desarrollo Infantil ALCANZA, y sobre todo desde el área de logopedia, esperamos que os resulten muy útiles estos consejos.