La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Fisioterapia respiratoria

Publicado 03/02/2016

Con el frío y los cambios de temperatura nuestros peques suelen enfermar muy a menudo, afortunadamente existen tratamientos para disminuir estos efectos como es la fisioterapia respiratoria, tenemos la suerte de contar en ALCANZA (centro de atención temprana y psicología infantil) con una profesional que conoce muy bien este tema. Y es que con la bajada de las temperaturas, el sistema inmunológico se debilita por el frío, la mucosa respiratoria recibe menos sangre y para defenderse genera más moco. Cuando éste se acumula, junto con la llegada de virus y bacterias más potentes, disminuye la eficacia de nuestras defensas y es más fácil enfermar

Aquí os dejamos más información para que conozcáis todas sus ventajas:

- Tu nariz respirará, ella es el mejor filtro para impedir la entrada de bacterias

- Ayuda a controlar e incluso eliminar la tos

- Ayuda a drenar las secreciones bronquiales. En las infecciones respiratorias de vía inferior, como bronquitis o bronquiolitis, se generan secreciones dentro del pulmón provocando tos y dificultad respiratoria. En muchas ocasiones, los síntomas perduran durante semanas e incluso meses. Si junto con la medicación prescrita por el pediatra se eliminan esas secreciones profundas, los niños mejoran tanto que incluso se puede disminuir o eliminar la medicación

- Después de una sesión de Fisioterapia Respiratoria los niños comen mejor. Un niño con mocos no respira por la nariz, se ahoga y comer se convierte en una tortura

Mejora el sueño. Toses interminables que despiertan a media noche, desesperación, cansancio. Cuando estamos enfermos parece que lo que más reconforta es dormir. Si mejoramos la respiración nasal y controlamos la tos, nuestros peques seguro que dormirán mejor y sus padres también.

Los catarros durarán lo justo

 Y sobre todo, si ellos están bien, nosotros mejor