La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Consejos para una mejor vuelta al "cole".

Publicado 31/08/2019

Desde el área de psicología infantil y atención temprana del Centro Alcanza queremos contribuir a hacer más llevaderos los primeros días de colegio de nuestros hijos. Y no es nada fácil, ya que cambiar los días de ocio y diversión por días de trabajo a nadie le resulta sencillo. Imaginemos por un momento lo que supone psicológicamente el día anterior a la vuelta al trabajo de un adulto, nuestra cabeza no para de anticipar lo que pasará mañana, de añorar los días pasados, de tener esa sensación del fin de la libertad. Pues en un niño la situación no es más sencilla, tres meses de vacaciones, lo que dura un verano, suponen un porcentaje mucho más elevado de su vida que en el caso de los adultos.

En la vuelta a la rutina, los niños pasan de no tener disciplina a tener que cumplir con diferentes normas como horarios nuevos y nada flexibles, mañanas y tardes totalmente estructuras con clases escolares y extraescolares, deportes y los temidos deberes.

Nuestra psicóloga infantil diferencia dos tipos de casos en los que el proceso es distinto, dicho proceso dependerá de la andadura escolar del niño, nos encontramos con niños que acceden por primera vez a la educación infantil y niños con experiencia escolar de anteriores cursos.

-          En el caso de niños que acuden por primera vez a un centro educativo el principal problema que nos encontramos es que durante bastantes horas del día se van a quedar sin sus padres (o familiares), que hasta ahora han estado con ellos todo esa parte del día lo cual supone un cambio radical en su vida, a esto se le conoce en psicología infantil como ansiedad por separación, el niño es sacado de su zona de confort, cambia su habitación y su casa por el colegio o guardería, cambia a sus padres o familiares por los profesores (desconocidos para el). En estos casos existen medidas por parte de los colegios como el periodo de adaptación con menos horas escolares, presencia de los padres en determinados momentos etc. haciendo más fácil esta nueva etapa del niño. En la mayoría de los casos, apunta nuestra psicóloga, el periodo de adaptación suele durar una semana y en un mes la inmensa mayoría están plenamente adaptados, si no es así es recomendable acudir a un psicólogo infantil para reconducir la situación y estudiar el caso en profundidad.

 

-          En el caso de los niños con experiencia escolar, según nuestra psicóloga infantil, nos encontramos con una situación muy especial y que todos hemos sentido siendo niños, por un lado no queremos que acabe el verano y su diversión, pero también tenemos muchísimas ganas de volver a ver a todos nuestros amigo. Ante esta situación los niños se muestran inquietos y más nerviosos de lo normal. Para estos niños el proceso es mucho más sencillo ya que desde el primer momento empiezan a jugar con sus amigos y se olvidan rápidamente de sus padres.

 

Los consejos que nos da nuestra psicóloga infantil, experta en atención temprana, son que los siguientes:

Hay que tener en cuenta que cada niño es único y cada familia también, así que no hay remedios mágicos para afrontar este cambio, lo que sí es muy importante es dejar al niño que exprese sus sentimiento y nosotros como padres escucharlo para apoyarlo y atender las necesidades emocionales de nuestros hijos. Es importante que los padres mantengamos una actitud positiva, para que el niño se sienta más seguro ante su nuevo reto, que lo escuchemos con cariño. Los horarios van a ser un asunto capital y por ello tenemos que prestarles muchísima atención, los cambios que los niños van a sufrir en sus horarios debemos de hacerlos de forma paulatina, como por ejemplo unos días antes de la vuelta al colegio o guardería los niños deben irse a dormir antes para estar preparados para el comienzo del curso y que se vayan a dormir a la hora que queremos. Los cambios en sus rutinas no deben ser drástico, por ejemplo, si las tardes de verano las pasábamos en el parque, cuando empiece el curso escolar, podemos seguir yendo al parque haciendo un hueco algunas tardes. También podemos ilusionar a nuestros hijos con “la vuelta al cole” con pequeños detalles, como por ejemplo, involucrándonos en la preparación del material escolar (libros, cuadernos, mochila…), déjalo que escoja algún lápiz, si necesita mochila nueva que escoja la que más le guste, tendrá más ganas de estrenar sus cosas y por tanto de empezar el colegio.

Como resumen nuestra psicóloga hace hincapié en los siguientes puntos:

 

- Escucharles con cariño.

Inicia las rutinas unos días antes de volver al colegio.

- Contágiales de ilusión por cada detalle.

 

Y recuerda ante cualquier duda en el desarrollo de vuestro hijo, cualquier duda educativa o escolar, problemas de comportamiento, problemas con el habla, problemas físicos, etc. en el Centro de psicología infantil y atención temprana Alcanza contamos con un equipo de psicólogas infantiles, logopeda, fisioterapeuta pediátrica, pediatra y nutricionista infantil, todas ellas expertas en niños y adolescentes. Nos encontramos en Almería en la Vega de Acá, junto al Parque de las Familias y estaremos encantadas de resolver vuestras dudas y ayudar a vuestros hijos.